Un manifestante de los chalecos amarillos perdió la mano durante la marcha Destacado

Un manifestante de los chalecos amarillos perdió la mano durante la marcha

Los chalecos amarillos vuelven a manifestar en las calles de Francia por 13° sábado consecutivo, en protesta al Gobierno de Emmanuel Macron. Así, durante las movilizaciones de hoy uno de los manifestantes perdió la mano, presuntamente por el estallido de una granada.

 

Según una fuente policial, citada por medios locales, esta persona, que no llevaba chaleco amarillo, recogió una granada lacrimógena para relanzársela a la Policía, pero detonó cuando la sostenía. De esta manera, los médicos rodearon rápidamente al hombre herido para proporcionarle tratamiento de emergencia antes de que los bomberos lo trasladaran al hospital.

 

El hecho ocurrió durante los enfrentamientos registrados ante la Asamblea Nacional, en el décimo tercer sábado que los reclamos por parte de los llamados chalecos amarillos continúan en las calles de París. Según la información, el mismo manifestante también habría resultado herido en el ojo.

 

Anteriormente, las fuerzas de seguridad fueron autorizadas a utilizar pelotas de goma, como forma de detener a los protestantes, pero en esta manifestación, los agentes emplearon  gas lacrimógeno para dispersar a la multitud antes de que estallaran los primeros enfrentamientos.

 

De esta manera, en el marco de los nuevos reclamos, el patio del Palacio de Bourbon, sede de la Asamblea Nacional, se convirtió en escenario de un tenso choque, a raíz del intento de los manifestantes de derribar las vallas frente al palacio.

 

En este sentido, más de 58.000 personas en todo el país, formaron parte de las marchas durante la que resultaron heridos al menos 1.700 manifestantes y 1.000 agentes de la Policía en distintos enfrentamientos.

 

En tanto, desde que comenzó la revuelta, se registraron varias muertes relacionadas con los enfrentamientos en las calles francesas. Al menos diez personas perdieron la vida en accidentes de tráfico vinculados con las manifestaciones, mientras que una mujer de 80 años que no participaba en las protestas murió al impactar en su cara una granada de gas lacrimógeno que se introdujo en su domicilio de Marsella el pasado 1° de diciembre.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time