POLITICA

Diputados aprobó el proyecto de devolución del IVA

La Cámara de Diputados aprobó esta noche y envió al Senado el proyecto de Ley del Poder Ejecutivo que reintegra un porcentaje del IVA a jubilados y beneficiarios de planes sociales, en una maratónica sesión en la que ya recibió media sanción la ley de Acceso a la Información Pública y en la que todavía está pendiente el debate de una norma antidespidos.

 

La iniciativa, que recibió 232 votos a favor de y abstenciones contempla la devolución de hasta un 15 por ciento del IVA en las compras de productos de la canasta básica que realicen quienes perciben la jubilación mínima, pensiones por fallecimiento, pensiones no contributivas nacionales, la Asignación Universal por Hijo y la asignación por Embarazo.

 

El oficialista interbloque Cambiemos consiguió un amplio consenso para aprobar la iniciativa, que atravesó en Diputados un intenso debate en comisión y varias modificaciones.

 

La norma establece que, para percibir el reintegro del IVA, las compras deben ser realizadas con tarjetas de débito o crédito habilitadas por la AFIP.

 

Si bien se fija un tope de 300 pesos por mes de devolución, ese monto será ajustado en base a la evolución del Índice de Precios al Consumidor elaborado por el Indec, que será difundido a partir del mes próximo.

 

En una sesión que se inició pasada las 12.30 y que dio media sanción al proyecto oficial de acceso a la información pública, el titular de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (PRO), resaltó que la ley pensada para jubilados y beneficiarios de planes sociales busca "crear IVA progresivo".

 

Desde el Frente para la Victoria-PJ, el Frente Renovador y el Bloque Justicialista cuestionaron el proyecto por considerar que sólo habilita la devolución del IVA a las compras realizadas a través de tarjetas de débito o crédito.

 

También, la oposición había reclamado la ampliación del universo de beneficiarios, como por ejemplo a los inscriptos en el plan Progresar, en el monotributo social y el personal doméstico, entre otros.

 

Para Laspina, la propuesta da un paso más hacia la "creación de una estructura tributaria más progresiva en Argentina" y "universaliza el acceso a los medios electrónicos" de los sectores más vulnerables.

 

Según el texto aprobado,. la magnitud del reintegro "no podrá ser inferior al 15 por ciento del monto de las operaciones", en tanto "no supere el monto máximo que establezca el Poder Ejecutivo sobre el costo de la canasta básica de alimentos".

 

Además se aclara que "hasta tanto el Indec no publique la canasta básica de alimentos, el monto máximo será de 300 pesos por mes y por beneficiario" y que ese valor deberá ser modificado por el Ejecutivo "en función a la variación de la canasta, en los meses de julio y enero de cada año, a partir de enero de 2017".

 

El ex ministro de Economía y legislador del Frente para la Victoria, Axel Kicillof, expresó su "apoyo en general" al proyecto, pero alertó que la norma que impulsa el oficialismo no es de carácter directo porque primero "manda a los que necesitan ayuda a bancarizar más la economía".

 

Los diputados Diego Bossio (Bloque Justicialista) y Carlos Heller (bloque Solidario) dijeron que la ley tiene "graves problemas de implementación" y reclamaron la aplicación directa del beneficio, sin medios electrónicos.

 

"Estamos corriendo atrás con las soluciones sociales; la inflación termina siempre ganando cualquier programa que uno lleva adelante", lamentó, por su parte, el legislador Marco Lavagna (Frente Renovador).

Niegan presiones de la UCR para conseguir más espacios de poder en el Gobierno

El ex diputado radical y actual ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, negó este miércoles que la UCR busque presionar a sus socios macristas para lograr mayores espacios de poder en el Ejecutivo y, aunque admitió la existencia de algunas "discusiones" hacia el interior de Cambiemos, reivindicó el "importante" rol que ocupa el centenario partido en la alianza de Gobierno.

 

"No sé de dónde han sacado que ha habido una cumbre para reclamar espacios. ha sido una reunión y lo que hemos hecho ha sido analizar la marcha del gobierno", declaró Aguad, en referencia al encuentro que anoche mantuvo "la mesa chica ampliada" de la cúpula radical, en la que según trascendidos periodísticos, los boina blanca esbozaron su estrategia para reclamar al Ejecutivo mayor participación en las decisiones y un mejor manejo político.

 

"En reuniones que yo haya estado no se ha hablado sobre reclamo de cargos, pero puede ser que haya habido alguna", dijo sinuoso el ministro en declaraciones a Radio El Mundo, sobre las especulaciones en torno a supuestas presiones de la UCR para que Ernesto Sanz suceda a Susana Malcorra, en la titularidad del Palacio San Martín, en caso de que la canciller alcance la secretaria general de la ONU.

 

Con todo, la suerte de Malcorra -cuya postulación a la secretaría general de la ONU será anunciada formalmente por el Gobierno en los próximos días- recién se sabrá en noviembre próximo, cuando se concrete la designación de reemplazante de Ban Ki-moon al frente el organismo multilateral.

 

En tanto, el titular del Comité Nacional de la UCR, José Corral, aseguró que el posible arribo de Sanz a la Cancillería "no está en discusión en el radicalismo", aunque, siempre por lo bajo, "algunos radicales se entusiasman con esa posibilidad".

 

"Sanz mantiene su decisión de no ejercer ningún cargo público", dijo tajante Corral durante un encuentro que mantuvo este miércoles en la sede del Comité Nacional con periodistas de distintos medios, entre ellos, Télam.

 

En un intento por bajarle el tono al malestar reinante en un sector de la UCR, Aguad reivindicó el "importante espacio" que el radicalismo ocupa en el Gobierno Nacional: "tiene ministerios y tiene a su cargo la presidencia de los dos interbloques en el Congreso".

 

El ministro, quien estuvo presente en la reunión radical del martes, defendió además el manejo político de la administración de Mauricio Macri: "Hoy se cerró un acuerdo (por la devolución del 15 por ciento de coparticipación) con todos los gobernadores de la Argentina, no pueden decir que tenga poca cintura política".

 

El encuentro del martes contó con la participación de unos viente dirigentes radicales, entre ellos, ministros, gobernadores y legisladores nacionales.

 

A la reunión convocada por Corral acudieron además de Aguad, los ministros Julio Martínez (Defensa) y Oscar Aguad (Comunicaciones), José Cano (titular del Plan Belgrano), el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador, Ernesto Sanz, los senadores Luis Naidenoff y Juan Carlos Marino, los diputados Ricardo Alfonsín y Carla Carrizo.

 

También estuvieron históricos dirigentes, como Jesús Rodríguez (auditor General de la Nación) y el operador Enrique "Coti" Nosiglia.

 

Faltaron los titulares de los bloques parlamentarios, Angel Rozas (Senado) por estar de viaje en Portugal y Mario Negri, por estar abocado a las negociaciones previas a la sesión de hoy en la Cámara de Diputados, donde esta madrugada se votará la "ley antidespidos".

 

Según pudo reconstruir Télam, buena parte del encuentro del martes estuvo dedicado a discutir la posición del partido frente al proyecto de reforma política que impulsa el ejecutivo, pero también hubo espacio para analizar el "dinamismo de la comunicación con el macrismo", donde no faltaron las quejas de algunos radicales, como Ricardo Alfonsín, por la "escasa influencia" del partido en las decisiones del Ejecutivo.

 

Los radicales también se dieron lugar para discutir los lineamientos del "pacto social" que buscan que el Ejecutivo alcance con el peronismo y un sector del gremialismo, particularmente con las tres CGT.

 

La idea es lograr un diálogo "institucional" con el justicialismo para establecer "acuerdos a largo plazo" que le permitan al oficialismo escapar de los límites que le impone su debilidad numérica en el Congreso y su dependencia del massismo y del bloque justicialista, de Diego Bossio.

 

Atentos a una posible futura reunificación del peronismo, los radicales buscan "evitar un escenario que obligue al oficialismo a discutir todas las semanas una iniciativa opositora", algo que se empezó a vislumbrar con la ley antidespidos.

“Mientras algunos dirigentes se encaprichan, a la gente la siguen despidiendo”, indicó Teresa García, del FpV

La diputada FPV Teresa García habló en el aire de AM1030 Radio Del Plata sobre la posibilidad de sancionar la Ley Antidespidos, y manifestó la vocación de su sector de apoyar sin modificaciones el proyecto venido desde el Senado.

“Nosotros lo que hicimos fue mantener coherencia, mantener unido este frente con todos los bloques, con el Justicialista, con el Frente Cívico por Santiago del Estero, con el bloquismo sanjuanino, y con todos los bloques pequeños representantes de provincias con nuestra decisión de votar la media sanción del Senado hoy”, dijo Teresa García.

“Espero que los diputados sepan que la única alternativa es que se vote hoy la media sanción del Senado, porque cualquier otra ingeniería que se decida votar, tiene fracaso asegurado en el Senado”, precisó y aclaró que una eventual modificación implicaría un nuevo retorno a la Cámara Alta, lo que demoraría al menos 90 días la sanción y “se esfumaría el sentido de la ley”, indicó en relación a la protección del empleo y al freno a los despidos.

Dardos contra Massa

En conversación con Sylvestre, García apuntó contra Sergio Massa, y dijo que “en estas cosas de caprichos políticos, uno tiene que tener en claro qué está en juego, y mientras algunos se encaprichan con esta cosas, a la gente la están despidiendo”.

“Massa se ha metido en un callejón sin salida, producto de no querer votar la media sanción del Senado”, dijo sobre la postura del titular del FR y consideró que el proyecto propio que impulsaba Massa “iba directo al fracaso en el Senado, por el alto impacto fiscal que tenía, y por este método de extorsión que tiene el gobierno de Macri sobre los gobernadores, no iba a salir jamás”.

Massa rompió la espera con un duro mensaje a Macri

Ante la posibilidad de que los diputados de Cambiemos faciliten la sanción de la ley antidespidos sin cambios para facilitar el veto presidencial, Sergio Massa le mandó un duro mensaje a Mauricio Macri: "Se lo digo con sumo respeto: no piense en pulseadas políticas. Piense en las personas y en los miles y miles de trabajos que van a perderse".

 

Minutos después de que Mario Negri, en representación del UCR, insinuara que su bloque va a "abstenerse" para terminar con la discusión, el líder del Frente Renovador advirtió que sería un "grosero error político" que el Presidente firme un decreto para derogar la norma que suspende las bajas. 

 

"Perder un solo traabajo es muy caro socialmente. Que cierre una Pymes sigue siendo un enorme costo. El que soñó con desarrollar y construir ha perdido en estos cuatro meses porque subió la luz, la nafta, el gas, el agua y el teléfono, pero cae el consumo, caen los salarios", criticó.

 

"Espero que haya muchos diputados que entiendan que no se puede pensar el desempleo sin el empleo. Que se promueva la Pyme tomando a los jóvenes, a los mayores de 50 años y a los planes sociales", concluyó Massa, antes de volver al recinto. 

Maratónica sesión en Diputados con ley antidespidos como punto central

La Cámara de Diputados definirá la suerte del proyecto de ley antidespidos, convertido en una batalla política de resolución incierta, aunque el oficialismo podría abstenerse para facilitar la aprobación de la iniciativa sin modificaciones y evitar el avance de la propuesta del líder del Frente Renovador, Sergio Massa. El siguiente paso sería el veto de Mauricio Macri que daría vuelta la página al tema al menos en el capítulo legislativo. 

 

La sesión comenzó minutos antes de las 13 y el polémico proyecto es parte de un debate ordinario más amplio que comenzó con la iniciativa de Acceso a la Información Pública y la devolución del IVA a productos de la canasta básica para beneficiarios de las asignaciones universales y la jubilación mínima, por lo que está previsto que se extienda durante toda la madrugada.

 

Así se acordó en la reunión de Labor Parlamentaria, en la que el oficialismo habría garantizado aportar los dos tercios necesarios para habilitar el tratamiento del proyecto, con la condición de que sea el último del temario a tratarse en el recinto.

 

El primero de los proyectos importantes que aprobó la Cámara baja es el de ley de Acceso a la Información Pública, que contó con el apoyo de 229 votos de la mayoría de los bloques y sólo cuatro rechazos de los legisladores de la izquierda

 

La iniciativa impulsada por el Ejecutivo establece que todos los ciudadanos están habilitados para pedir en forma gratuita información a cualquier organismo de la Administración Pública Nacional y que esa solicitud deberá "ser satisfecha en un plazo no mayor de quince días hábiles" (con prórroga de otros 15).

 

Ante la denegatoria de una información, el solicitante tendrá un plazo de hasta 40 días para interponer un reclamo ante la Agencia de Acceso a la Información Pública, organismo que se creará a partir de esta ley y que tendrá un director elegido por el Poder Ejecutivo.

 

El diputado nacional de Cambiemos y titular de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja, Pablo Tonelli, defendió la propuesta del Ejecutivo que facilita el acceso de la ciudadanía a información de todos los poderes del Estado y consideró que "tiene una importancia superlativa en la lucha contra la corrupción".

 

Insistió con que la iniciativa servirá para "que el pueblo conozca todo lo relativo al funcionamiento del gobierno y todo lo que el gobierno posea". Para el legislador, el proyecto "salda una deuda con la sociedad", se trata de "un gran avance" y constituye la "consagración de muchas iniciativas frustradas en el Congreso".

 

De igual manera, la diputada radical Karina Banfi pidió a sus pares "legislar para tener mejor calidad institucional" y destacó que 107 países cuentan con este tipo de normas.

 

"En América Latina, Venezuela, Bolivia y Argentina son los únicos países que no tienen ley de acceso a la información pública, lo que implica que cuando un ciudadano pregunta, un funcionario no está obligado a responder", graficó.

 

Banfi, quien integró el grupo de expertos que elaboró la Ley Modelo Interamericana de Acceso a la Información Pública y su guía de implementación para la OEA, planteó que el objetivo de la norma apunta a "conocer cómo el Estado administra el dinero de los argentinos".

 

Por su parte, la legisladora del Frente Renovador Graciela Camaño advirtió que la norma "no es una base de datos para los diputados", sino un instrumento que protege un "derecho fundamental" y sirve "para empezar a sembrar la obligación en los tres poderes del Estado del libre acceso a la información pública de todos".

 

La legisladora Alicia Ciciliani sumó también el apoyo del bloque socialista a la ley, pero expresó su disidencia parcial sobre la forma en que será designado el titular del director de la agencia de información pública (es elegido por el Poder Ejecutivo).

 

Si bien la norma da respuesta a un viejo reclamo de organizaciones no gubernamentales y civiles, esas asociaciones y algunas bancadas opositoras consideran que esa agencia debería estar dotada de "mayor autonomía e independencia".

 

• Ley antidespidos

 

La previa al debate por el proyecto de ley antidespidos estuvo marcada por intensas negociaciones a contrarreloj entre todas las fuerzas políticas y esta noche crecía la versión de que el interbloque Cambiemos podría abstenerse para facilitar la aprobación del proyecto sin cambios, impulsado por el Frente para la Victoria.

 

De esta forma, se sancionaría el texto que fue aprobado ya en el Senado y que fija la doble indemnización por despidos sin causa por seis meses, lo que luego sería vetado por el presidente Mauricio Macri: para el oficialismo el costo político sería menor que el del veto a una futura iniciativa de Massa, que contempla además beneficios a las pymes y promoción del empleo.

 

El jefe del bloque del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, mantuvo una reunión con Massa, aunque fracasó en su intento de lograr un acuerdo político para lograr su apoyo a la iniciativa que llegó del Senado: el tigrense ratificó su decisión de mantener su dictamen, que de aprobarse debería devolver el texto a la Cámara alta.

 

"Massa insiste con tratar todo junto, es decir, su proyecto. No estamos de acuerdo con unificar todo. Pero mañana (por hoy) hay una ley antidespido", aseguró Recalde tras el encuentro, del cual Massa se retiró sin hacer declaraciones a la prensa.

 

Poco antes Recalde también había sido recibido por su par en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, quien le advirtió que no podía garantizar los votos de "los dos tercios de los senadores" si la iniciativa finalmente regresa a la Cámara alta con modificaciones.

 

Pichetto señaló a la prensa que el bloque PJ-FPV va a "esperar la definición de la Cámara de Diputados" y que él no puede "hablar por los 48 senadores que votaron la ley en el Senado" respecto de qué harían si el proyecto vuelve al recinto.

 

"Si la votaron 49 senadores (sobre 72) y la ley llega modificada de Diputados, según mi deducción, ellos ratificarían la ley aprobada. Es decir que van a insistir con el proyecto original, que es lo que el movimiento obrero pide y es el dictamen de mayoría nuestro", afirmó por su parte Recalde tras el encuentro.

 

El diputado insistió además en que "la posición" del bloque kirchnerista de Diputados es "votar la ley que aprobó el Senado" sin modificaciones, aunque admitió que si esta no reuniera los votos suficientes, "un plan B" es apoyar la propuesta antidespidos del interbloque Unidos por una Nueva Argentina (UNA), que lidera Massa.

 

"Hay varios proyectos, ese sería un plan B. Nosotros lo que tenemos muy en mente es ratificar lo que decidió el Senado, tal como lo aprobó. Después veremos. No queremos plantearnos un plan B de inmediato, estamos hablando con todos los bloques", afirmó el jefe del bloque kirchnerista.

 

Antes del encuentro con Pichetto, Recalde se reunió además con los diputados de extracción sindical Omar Plaini (canillitas), Héctor Daer (sanidad) y Oscar Romero (Samata), y con dirigentes de la CGT y los líderes de las dos CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky, quienes pidieron que la ley "se vote como esta" y que "salga ya".

 

"La expectativa es que mañana (por hoy) se vote la ley porque queremos que se termine esta situación. Todos los días hay despidos en distintos lugares. Ya supera los 150 mil los trabajadores despedidos en lo que va del año y la única forma de pararlo no es un acuerdo como el que hizo (el presidente Mauricio) Macri con un grupo de empresarios porque al otro día varios de los que firmaron ahí despidieron gente", afirmó Micheli.

"Estamos en el comienzo de una etapa maravillosa del país", aseguró Macri

El Plan Nacional de Energías Renovables (RenovAr) puesto en marcha este miércoles dotará en una primera etapa de 1.000 megavatios a la oferta energética del país, para lo cual se generarán inversiones por u$s 2.000 millones y unos 8.000 puestos de trabajo, y se ahorrarán u$s 300 millones en importación de combustibles.

“Se busca sumar mayor oferta eléctrica en el país”, sostuvo el Presidente Mauricio Macri y puntualizó que "estos emprendimientos (de energías renovables) evitarán la emisión de casi 2 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera en forma anual, lo cual sería el equivalente a la contaminación de unos 900.000 autos".

"Esto hasta ahora no lo habíamos hecho en la Argentina y además estamos haciendo nuestro aporte a la mitigación del cambio climático, logrando reemplazar hidrocarburos fósiles que son contaminantes por una energía mucho más limpia", destacó el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

El Jefe de Estado reafirmó el compromiso asumido por la Argentina ante la conferencia sobre cambio climático de París 2015 y dijo que "el mundo entero está comprometido en la agenda de buscar alternativas para producir la energía que necesitamos".
Macri convocó a las empresas para que "inviertan en este proceso" y dijo que, "en pocos meses", espera "recibir muchísimas ofertas de todo el mundo" que serán respondidas "con coherencia y seriedad".

El Presidente dijo que el país se encuentra "en el comienzo de una etapa maravillosa", y propuso "llenar la Patagonia de molinos de viento para generar energía y trabajo".

 

A través de las Resoluciones 71/2016 y 72/2016 del Ministerio de Energía se dio inicio al Proceso de Convocatoria Abierta para la contratación en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) de energía eléctrica de fuentes renovables de generación con un requerimiento total de 1.000 megavatios (MW) de potencia instalada, bajo el denominado “Programa RenovAr-Ronda 1”.

El jefe de Estado estuvo acompañado en el acto, además de Aranguren, por el ministro de Ambiente, Sergio Bergman; y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

A partir de este proceso, se busca la incorporación de 1.000 megavatios de potencia que se sumarían a la oferta energética del país, divididos de la siguiente manera: 600 megavatios eólicos; 300 MW solares; 65 MW de biomasa; otros 20 de pequeños aprovechamientos hidroeléctricos y 15 de biogas.

El plazo de ejecución máximo de los contratos es de hasta 24 meses, con una inversión estimada de entre u$s 1.500 y u$s 2.000 millones.

"Las empresas van a elegir si es viento, si es solar, si es biomasa, si es biogas", indicó Aranguren, pero aclaró que serán las adjudicatarias que las que elegirán la fuente renovable a desarrollar.

Con estas nuevas incorporaciones, el país ahorrará unos u$s 300 millones de dólares al año en importación de combustibles para generación eléctrica, calculados al precio internacional actual del petróleo que se encuentra en el orden de los u$s 50 por barril.

 

 

A través de la Ley 27.191 se estableció el Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía y se declaró de interés nacional la generación de energía eléctrica a partir del uso de fuentes de energía renovables, como así también la investigación para el desarrollo tecnológico y la fabricación de equipos con esa finalidad.

A partir de la puesta en marcha de estos proyectos, adjudicados como resultado de la Ronda 1 del Programa RenovAr, no sólo se incrementará la soberanía energética del país sino que se estima la creación de entre 5.000 y 8.000 nuevos puestos de trabajo a lo largo y ancho del territorio nacional.

“Estamos entre los principales países para generar energía solar y energía eólica”, concluyó Mauricio Macri, quien subrayó que este tipo de procesos "permiten ahorrar cientos de millones de dólares en importación de combustibles y generar trabajo y energías renovables".

En ese sentido remarcó su compromiso de corregir la actual situación de crisis energética, a partir de "generar marcos regulatorios para que se vuelva a invertir".

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time