POLITICA

Macri, contra Moyano: "Nadie se puede creer por arriba de la ley ni prepotear a los demás"

En medio de la disputa con Hugo Moyano, el presidente Mauricio Macri aseguró este miércoles desde Chubut que "nadie" se puede creer que está por encima de la ley y "prepotear a los demás".

El Presidente brindó un discurso durante la inauguración del parque eólico Manantiales Behr de YPF, que apunta a aumentar la provisión de energías renovables en todo el país.

Para Macri, en la Argentina debe bajar "el costo de la logística". "No solo no podemos viajar, sino tampoco transportar nuestro trabajo", señaló.

Remarcó que el Gobierno trabaja con cada sector para bajar el costo de la logística. "Cada uno tiene que cobrar lo que corresponde, nadie puede pretender cobrar más de lo que vale su trabajo porque deja a cientos de miles de argentinos sin trabajo", indicó.

Sin nombrarlos, Macri aludió a Hugo y Pablo Moyano : "Nadie se puede creer por encima de la ley o prepotear a los demás", enfatizó el jefe del Estado.

"Estamos trabajando como nunca antes para que en la Argentina haya oportunidades de progreso para todos", añadió.

 

"Que Macri vaya a un escribano y directamente le pase la firma a Lagarde"

El Diputado Nacional por el Frente para la Victoria, Axel Kicillof, habló sobre la situación actual del país con respecto a la crisis económica, el juicio político al Ministro de Justicia, Germán Garavano, y de su punto de vista acerca de las políticas del Gobierno Nacional.

 

En diálogo con el programa “A los Botes” de FM FutuRock, el ex Ministro de Economía del gobierno de Cristina Fernández habló sobre el sistema judicial, y expresó que: “El macrismo ha hecho un desquicio del Poder Judicial y se nota que está entongada la justicia políticamente. Lo que importa es qué conviene y qué no. No recuerdo una época tan alevosa y obscena como la de ahora. Es un desastre".

 

Con respecto al juicio político que la Diputada Nacional de Cambiemos, Elisa Carrió anunció que le haría al actual Ministro de Justicia, Germán Garavano, el Diputado aclaró que “va a anilizarlo”, pero que finalmente la decisión de acompañar o no este pedido, será “de todo el bloque”.

 

“El Gobierno mete mano permanentemente en la justicia. Aprieta jueces y los aparta. Es un escándalo tras otro. Es una cuestión que deja a la vista lo frágil que está el estado de derecho en la Argentina", subrayó.

 

Además, el legislador dio su punto de vista respecto de la problemática de la inflación, y manifestó que esta situación “se parece a la hiper de los 80”.

 

"Todavía me acuerdo cuando el gobierno de Macri anunciaba para este año una inflación del 7%. Ahora vemos ese número en un mes”, disparó.

 

"Macri va a sumar 220 en toda su gestión. Pero no voltios, sino puntos de inflación. Las consultoras se equivocan. Vamos a terminar el año con un número espantoso", fue el análisis que realizó el ex Ministro de Economía.

 

Asimismo, agregó que es "el propio programa de Macri” el que genera esas “tormentas” y que “no se ve ninguna medida” para evitar la caída de la industria y de la economía.

 

“En el diagnóstico de los economistas, estamos todos de acuerdo con Melconian: todo es un desastre", dejó en claro el Diputado por el Frente para la Victoria.

 

Siguiendo el análisis respecto de la crisis econpomica por la que atraviesa el país, Kicillof aseguró que el Estado “tiene instrumentos” para intentar evitar esto, pero lo que hace es “aplicar un torniquete monetario”, produciendo “una política deliberada".

 

"Mientras todo el resto se empobrece, tenemos un Gobierno que no contribuye a ayudar a los que menos tienen, sino al revés. Que vayan ante un escribano y que Macri le pase directamente la firma a Lagarde”, declaró, haciendo referencia al acuerdo económico del actual Gobierno, con el Fondo Monetario Intenacional.

 

Con respecto a la crisis inflacionaria, el legislador fue contundente: “Esto ya no es abandono de persona, es abandono de multitudes".

 

"El Gobierno defiende a tres sectores de la economía: el energético, el exportador concentrado y el financiero. Hay un dineroducto entre el bolsillo de los ciudadanos hacia algunos sectores concentrados", fueron las palabras de Kicillof.

 

"La intención explícita del Gobierno es dividir a la oposición. Trabaja permanentemente en eso, queriendo instalar a Vidal como algo distinto. Es una puesta en escena muy lamentable”, finalizó el actual Diputado.

El 17 de octubre de 1945

 Es el mejor recuerdo de los trabajadores, el día del bautismo de su dignidad, donde asumieron el lugar de dueños de su propio destino. Después de ese día ya nunca más deberían bajar la vista frente al patrón y el policía. Lograron construir la sociedad más integrada del continente, fabricaron sus tractores y sus aviones, sus autos y sus motos, y se lanzaron a la tecnología de la energía atómica, ese espacio de la ciencia que todavía nos llena de orgullo. La incomprensión de los otros fue convirtiendo ese día en muro, en grieta, en fractura. La memoria lo señala como el día que los humildes impusieron su exigencia y recuperaron su lugar.

Después de una "década infame" Perón expresa diez años de democracia, y luego vendrían 18 de exilio y un retorno tan triunfal como sanador, fue Perón el que convocó al abrazo. Y fueron ellos, la izquierda y la derecha, los enamorados de los yanquis y los marxistas, los que imaginaron una guerra de vanguardias para imponer su conducción. Perón expresaba a los humildes, era su elegido, el mayor nivel de conciencia. La derecha lo había derrocado, la izquierda jamás lo había entendido. Era la continuidad de las luchas populares, en su retorno se encuentra con Balbín, con aquel radicalismo que no habían logrado entenderse en otros tiempos.

El peronismo es nuestra identidad cultural en su forma más consolidada, es mucho más que una ideología o un partido, es una manera de pararse en la vida. Es el patriotismo continuador de Irigoyen, esa patria que para el maestro Marechal "es un dolor que aún no tuvo bautismo". Por eso el tango, de Cátulo Castillo a Homero Manzi, acompañados de Discepolín, tiene que ver con esa historia, con ese intento de síntesis de una sociedad todavía sin una personalidad asentada y madura. Nelly Omar era Malena y llegó a ser "la descamisada", Hugo del Carril, el cantor que compartía el exilio en su patria con al poeta Leopoldo Marechal. Uno de los mejores pedazos de nuestra historia que los golpistas, los otros, nunca termina de aceptar, de asumir, de asimilar.

Ese peronismo se convirtió en la máscara usurpada por la izquierda para volverse violencia y por la derecha para privatizar los servicios y degradarnos en dependientes.

 

Nuestra antigua y vetusta derecha necesitó de Perón para asumir la revolución industrial. Fueron siempre admiradores del pensamiento francés, la economía inglesa y el ejército alemán, todo en una sociedad integrada mayoritariamente por inmigrantes españoles e italianos. Algo hicimos para tener récord de psicoanalistas y pacientes. Claro que todavía estábamos enamorados de Europa, donde la integración social incluye a todos sus habitantes. Luego se impondría la verdadera decadencia, imitar al imperio de turno, donde el destino lo marcan la ambición y la codicia, que acumula riquezas y poder desmedido sin que nunca les llegue a sus necesitados. Peor aún, disfrutando de imponer sus normas a los marginados.

En aquel día de octubre nació la patria para todos, ingresaron los últimos que quedaban afuera. Fue la industria y el deporte, la mística y los planes quinquenales, gobierno de mayorías que tuvo errores, como toda reivindicación de una clase oprimida. Del otro lado solo hubo golpes de Estado, contra Perón primero, Frondizi después y finalmente contra Illia. Y luego contra Isabel, asesinaron demasiado, ellos eran los antiperonistas. Muchos de ellos reviven hoy como si no tuvieran nada que lavar en sus conciencias. Hubo radicales, peronistas y otros partidos menores, pero el poder real fue siempre golpista y gorila como los que gobiernan ahora.

Perón se abrazó con Balbín, juntos marcaron el único rumbo del destino. Podemos imitarlos como es necesario, imprescindible, o volver a los odios como pareciera soñar el Presidente. Este Gobierno nació con muchos que lo votamos para huir de Cristina, y fue duro encontrarnos con el otro lado del rencor. De aquel abrazo tan necesario para recuperar el mañana, de ese parece que no aprende nadie. Dicen confrontar con el peronismo, pero su enemigo real es la política, y su vocación, trasladar riqueza de los humildes a los poderosos.

Fue en octubre cuando salieron los obreros, el peronismo les devolvió su dignidad, luego, sus enemigos y algunos en su nombre los convirtieron en marginales.

En ese octubre lo popular asumió el protagonismo en nuestra historia, es hora de aceptarlo, es imprescindible para recuperar el sueño de la patria. El resto son solo elucubraciones de los mercados, solo generan miseria.

Dio dignidad al trabajador y llevó la distribución de la riqueza a su mayor participación obrera. Ellos, los gorilas, saldrían a matar y endeudar en su último golpe, luego la traición de Carlos Menem consolidaría el modelo de concentración de la riqueza, y los Kirchner se ocuparían más del poder personal que de la reconstrucción de la sociedad.

Fue un octubre cuando consolidamos nuestro desarrollo e integración social, ese logro cuya ausencia convierte hoy la riqueza de pocos en la miseria de demasiados. Aquel octubre fue alegría, este octubre está más cerca del llanto.

 

Gioja : Lealtad es unidad

Se cumplen 73 años de aquella gesta única en toda América. Única no sólo por la movilización popular, sino también por el motivo que llevó a esa multitud, compuesta en su mayoría por trabajadores, que se contaban de a cientos de miles, a salir a las calles para pedir por la libertad del líder popular más importante de la Argentina: el entonces Coronel Juan Domingo Perón, que desde la Secretaría de Trabajo y Previsión Social había logrado revolucionar el campo de los derechos laborales y sociales.

 

Aquella jornada quedó inmortalizada y se la conoce como "El Día de la Lealtad Peronista".

 

Esa lealtad que el pueblo peronista le expresó a su conductor el 17 de octubre de 1945 y que dio nacimiento al movimiento político más importante de Latinoamérica, es la misma que hoy mantenemos los justicialistas con los principios doctrinarios que el General Juan Domingo Perón nos enseñó e inculcó.

 

El Peronismo irrumpió en la vida pública de la Argentina para llevar adelante la mayor transformación de la que se tenga memoria, imponiendo sus banderas de Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política, para el bienestar de todos los argentinos.

 

La reacción no tardó, y a partir de los trágicos hechos de 1955, bombardeos a la Plaza de Mayo, primero, y derrocamiento del gobierno democráticamente elegido encabezado por el General Juan Domingo Perón, después, el país comenzó un camino sinuoso y descendente, en el que el Peronismo, proscripto para actuar en política y con su líder en el exilio, sobrevivió, a pesar de las persecuciones, cárcel y las muertes de compañeros, gracias a que en todo ese tiempo, 18 años, nos mantuvimos unidos y leales a Perón y a las bases doctrinarias de nuestro movimiento.

 

Esa lealtad al General Perón y la unidad partidaria fueron las que hicieron posible el retorno del líder del exilio y el posterior triunfo electoral, arrasador, de septiembre de 1973, donde el Justicialismo, como columna vertebral del FreJuLi y con la fórmula encabezada por el General Perón, obtuvo el 62% de los votos.

 

Para los Peronistas los términos lealtad y unidad históricamente fueron unidos, no concebimos uno sin el otro; eso es lo que hizo y hace al Justicialismo una fuerza política arrolladora; lealtad: al legado y obra del General Perón, y a la doctrina Peronista; unidad: del pueblo peronista en todas sus ramas.

 

Tenemos por delante un desafío electoral en el que se pone en juego el destino de la Patria; los argentinos elegiremos en 2019 si seguimos con este modelo conservador-liberal de ajuste salvaje; donde se privilegia la timba financiera y se benefician a los amigos con los mejores y más rentables negocios; donde se ha tomado al Estado por asalto y se lo pretende transformar en una empresa privada, en la que la planilla Excel tiene que cerrar en cero; donde el Presupuesto Nacional y las políticas monetarias y fiscales se confeccionan en una oficina en Washington.

 

O decidimos terminar con esto definitivamente y optamos por los que siempre tuvieron como premisa la grandeza de la Patria y la felicidad de su pueblo; los que pusieron por delante los intereses de la Nación y su gente por sobre los de los grupos de poder; los que privilegiaron trabajar por el bienestar de los trabajadores y el respeto de los derechos de los sectores más vulnerables.

 

Este es nuestro objetivo, y para eso debemos ser leales a nuestros principios y doctrina y unidos bajo la celeste y blanca y las banderas de de nuestro movimiento.

 

*José Luis Gioja es Presidente del Consejo Nacional del PJ. Vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Nación. 

“Perón. Sinfonía de un sentimiento”: el documental idealizado y leal de Leonardo Favio

El gobernador de la provincia de Buenos Aires en la década del 90, Eduardo Duhalde, soñando con ser el presidente que sucediera a Menem luego de su primer mandato, le encargó a Leonardo Favio un documental sobre Perón para que estuviera listo el 17 de octubre de 1995, reforzando así su candidatura y su posición central dentro del peronismo. En el camino de semejantes planes se interpusieron dos gigantescos obstáculos: el presidente Carlos Menem y el propio Favio.

Menem forzó a la oposición a admitir una reforma constitucional que le permitiera la reelección, relegando así la ilusión de Duhalde (que sería más adelante presidente por caminos inimaginables en ese momento). Y Favio, melancólico empedernido, sumergido en el enorme material de archivo utilizado y enredado en sus depresiones, se tomó varios años más de los establecidos, terminando su obra recién a fines de 1999, cuando el segundo mandato de Menem ya había concluido y el presidente era Fernando de la Rúa.

Lo que iba a ser material proselitista de una campaña que murió antes de nacer se convirtió en un poema pedagógico de seis horas de duración, tan endeble en su rigor histórico como fascinante; tan sesgado en su mirada como genial, y, en algún sentido, justo y verdadero.

Perón junto a Favio
Perón junto a Favio
 

Una buena parte de las primeras horas de Perón: sinfonía del sentimiento tiene la forma externa de un documental tradicional: la voz en off, didáctica, modulada hasta la exageración, subrayada cuando es necesario por un subtitulado; la música y el montaje siguiendo el mismo ritmo machacante; las imágenes redundantes con el texto, mostrando las realizaciones de los dos primeros gobiernos de Perón (1945-1955) y hasta una animación grotesca y maniquea, simbolizando a las potencias extranjeras como aves de rapiña que atacan a famélicas vacas autóctonas.

Remedando y extremando las formas de un noticiero de hace setenta años, Favio canta las virtudes del Estado protector y sus infinitos tentáculos que llegan hasta los rincones más recónditos de la Argentina para cobijar y dar alivio a los desposeídos.

El anacronismo estético se ponía en sintonía con el anacronismo ideológico: la exaltación de la intervención estatal en pos de los más carenciados sonaba a los oídos del argentino de fines del siglo XX como un insulto desafiante al peronismo realmente existente. Sin embargo, ambas cosas, estética e ideología, preanunciaban el largo reinado kirchnerista y su manipulación de la propaganda oficial.

Perón y Eva Perón celebran el Día de la Lealtad en 1951 (Popperfoto/Getty Images)
Perón y Eva Perón celebran el Día de la Lealtad en 1951 (Popperfoto/Getty Images)

A la verdad inmutable que los tiempos que corren pretendían imponer, Favio ofrece su propio mito, su Arcadia dorada, ese país imaginario que él asociaba con su infancia en Mendoza. Todo aquello que no entrara en esa construcción era dejado afuera en la sala de montaje.

A medida que transcurre la película, Favio se libera del didactismo extremo y con recursos cada vez menos convencionales narra las historias edificantes del peronismo: el renunciamiento de Evita, su muerte, la Resistencia, el regreso de Perón y la euforia de su pueblo. Los procedimientos ya no son directos. Por ejemplo, la tristeza porque Evita renuncia a la candidatura a vicepresidenta se representa con imágenes de época del Rosedal, vacío y sombrío bajo la lluvia, hojas quemándose, un cisne deslizándose por la superficie del agua. El cine como panfleto se transforma en cine como poesía, sin que una y otra forma deje de contener a la otra.

Las libertades históricas en función de brindar una versión idealizada del peronismo(como la virtual eliminación de toda referencia a Montoneros y José López Rega) están acompañadas de libertades en la puerta en escena. Favio utiliza imágenes de otras concentraciones de masas para ilustrar el 17 de octubre de 1945 así como a las imágenes de Perón y Evita les agrega una boca (!) que se mueve siguiendo el audio del discurso. Como contaba en una entrevista a la revista El Amante: "Lo hice todo. Es que había solamente tomas diurnas, porque no fue previsto lo que pasó. Fueron los noticieros y filmaron de día, pero después, ¿cómo carajo iluminaban? Lo que sí había eran fotos de Perón de noche. En base a esas fotos, nosotros tomamos a otro Perón de otro discurso y lo recortamos. Después le movimos la boca de acuerdo a ese discurso. Y los de atrás son extras. ¿Sabés que se me fue la mano y metí a un diputado del setenta y pico? Lo tuve que sacar.".

 Play

Reconstrucción y registro, documental y ficción, verdad y mentira, todo le sirve a Leonardo Favio para construir su melancólica oda al padre ausente.

Las seis horas de Perón: sinfonía de un sentimiento reflejan una verdad que no es la de los historiadores y una declaración política que no es la de la dirigencia del tercer milenio. Pero al mismo tiempo, al contar a Perón a través de su mirada, expresa una melancolía universal: el terrible dolor de haber perdido la infancia para siempre.

*Perón. Sinfonía de un sentimiento es una película documental de 1999, dirigida por Leonardo Favio, de 346'. El canal Crónica TV suele programarla los 17 de octubre y está disponible íntegramente en YouTube.
Este texto con algunas modificaciones fue publicado previamente en el libro sobre documentales argentinos 40.doc, de Gustavo Noriega y Marcelo Panozzo (Margen Izquierdo, 2015).

Los periodistas contra los que apuntó el juez que rechazó la detención de Moyano

El juez Luis Carzoglio, que desestimó el pedido de detención de Pablo Moyano por una supuesta asociación ilícita con la barra brava de Independiente, denunció aprietes y campañas de prensa, con informaciones falsas, por parte de Clarín y La Nación.

 

En una breve conferencia de prensa, Carzoglio apuntó contra los periodistas Luis Majul, Eduardo Feinmann, Adrián Ventura y Jorge Lanata por poner en duda su resolución y el rechazo del pedido de detención de Moyano.

 

"Periodistas televisivos como el señor Majul, Feinmann, el señor Ventura, que en TN se dignó a decir que no sabía quién merecería estar más preso, si Moyano o Carzoglio, o el señor Lanata que dijo que yo era un impresentable", dijo Carzoglio.

 

El juez agregó que "cuando el señor Latana quiera conocer, quiera saber quién es Carzoglio, yo le voy a enseñar lo que es, lo que ha padecido y ha trabajado para estar acá y cómo se dedica a su función".

 

El magistrado aseguró que "hubo una campaña de prensa del grupo Clarín y La Nación para presionar" respecto al pedido de detención de Pablo Moyano y denunció que el 50% de la información publicada por esos medios "son todas mentiras".

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time