Niegan presiones de la UCR para conseguir más espacios de poder en el Gobierno Destacado

El ex diputado radical y actual ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, negó este miércoles que la UCR busque presionar a sus socios macristas para lograr mayores espacios de poder en el Ejecutivo y, aunque admitió la existencia de algunas "discusiones" hacia el interior de Cambiemos, reivindicó el "importante" rol que ocupa el centenario partido en la alianza de Gobierno.

 

"No sé de dónde han sacado que ha habido una cumbre para reclamar espacios. ha sido una reunión y lo que hemos hecho ha sido analizar la marcha del gobierno", declaró Aguad, en referencia al encuentro que anoche mantuvo "la mesa chica ampliada" de la cúpula radical, en la que según trascendidos periodísticos, los boina blanca esbozaron su estrategia para reclamar al Ejecutivo mayor participación en las decisiones y un mejor manejo político.

 

"En reuniones que yo haya estado no se ha hablado sobre reclamo de cargos, pero puede ser que haya habido alguna", dijo sinuoso el ministro en declaraciones a Radio El Mundo, sobre las especulaciones en torno a supuestas presiones de la UCR para que Ernesto Sanz suceda a Susana Malcorra, en la titularidad del Palacio San Martín, en caso de que la canciller alcance la secretaria general de la ONU.

 

Con todo, la suerte de Malcorra -cuya postulación a la secretaría general de la ONU será anunciada formalmente por el Gobierno en los próximos días- recién se sabrá en noviembre próximo, cuando se concrete la designación de reemplazante de Ban Ki-moon al frente el organismo multilateral.

 

En tanto, el titular del Comité Nacional de la UCR, José Corral, aseguró que el posible arribo de Sanz a la Cancillería "no está en discusión en el radicalismo", aunque, siempre por lo bajo, "algunos radicales se entusiasman con esa posibilidad".

 

"Sanz mantiene su decisión de no ejercer ningún cargo público", dijo tajante Corral durante un encuentro que mantuvo este miércoles en la sede del Comité Nacional con periodistas de distintos medios, entre ellos, Télam.

 

En un intento por bajarle el tono al malestar reinante en un sector de la UCR, Aguad reivindicó el "importante espacio" que el radicalismo ocupa en el Gobierno Nacional: "tiene ministerios y tiene a su cargo la presidencia de los dos interbloques en el Congreso".

 

El ministro, quien estuvo presente en la reunión radical del martes, defendió además el manejo político de la administración de Mauricio Macri: "Hoy se cerró un acuerdo (por la devolución del 15 por ciento de coparticipación) con todos los gobernadores de la Argentina, no pueden decir que tenga poca cintura política".

 

El encuentro del martes contó con la participación de unos viente dirigentes radicales, entre ellos, ministros, gobernadores y legisladores nacionales.

 

A la reunión convocada por Corral acudieron además de Aguad, los ministros Julio Martínez (Defensa) y Oscar Aguad (Comunicaciones), José Cano (titular del Plan Belgrano), el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador, Ernesto Sanz, los senadores Luis Naidenoff y Juan Carlos Marino, los diputados Ricardo Alfonsín y Carla Carrizo.

 

También estuvieron históricos dirigentes, como Jesús Rodríguez (auditor General de la Nación) y el operador Enrique "Coti" Nosiglia.

 

Faltaron los titulares de los bloques parlamentarios, Angel Rozas (Senado) por estar de viaje en Portugal y Mario Negri, por estar abocado a las negociaciones previas a la sesión de hoy en la Cámara de Diputados, donde esta madrugada se votará la "ley antidespidos".

 

Según pudo reconstruir Télam, buena parte del encuentro del martes estuvo dedicado a discutir la posición del partido frente al proyecto de reforma política que impulsa el ejecutivo, pero también hubo espacio para analizar el "dinamismo de la comunicación con el macrismo", donde no faltaron las quejas de algunos radicales, como Ricardo Alfonsín, por la "escasa influencia" del partido en las decisiones del Ejecutivo.

 

Los radicales también se dieron lugar para discutir los lineamientos del "pacto social" que buscan que el Ejecutivo alcance con el peronismo y un sector del gremialismo, particularmente con las tres CGT.

 

La idea es lograr un diálogo "institucional" con el justicialismo para establecer "acuerdos a largo plazo" que le permitan al oficialismo escapar de los límites que le impone su debilidad numérica en el Congreso y su dependencia del massismo y del bloque justicialista, de Diego Bossio.

 

Atentos a una posible futura reunificación del peronismo, los radicales buscan "evitar un escenario que obligue al oficialismo a discutir todas las semanas una iniciativa opositora", algo que se empezó a vislumbrar con la ley antidespidos.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time