La deriva del Río Pilcomayo impone nuevas situaciones críticas Destacado

El coordinador del sistema de alerta temprana de la cuenca del Pilcomayo asegura que no se puede decir aún que "lo peor ya pasó El coordinador del sistema de alerta temprana de la cuenca del Pilcomayo asegura que no se puede decir aún que "lo peor ya pasó

La deriva del flujo del río Pilcomayo, cuya crecida cedió de su pico de 7,28 metros, impone nuevas situaciones críticas en territorio formoseño, con el ingreso al extenso Bañado La Estrella, donde provocó la autoevacuación de 20 familias. 

 

"El pico de agua por el cauce ya pasó: ahora el flujo ingresó al sector del Bañado La Estrella, donde ya hay una veinte familias autoevacuadas, y desde ahora se van a comenzar a vivir situaciones críticas" dijo Luis María De la Cruz, coordinador del sistema de alerta temprana de la cuenca del Pilcomayo.

 

De la Cruz alertó que "el agua que desbordó en Salta ya está entrando en el norte de la provincia. Es un volumen muy importante que va a generar problemas también por cañadas". Con una extensión de 400.000 hectáreas, el Bañado La Estrella es el segundo humedal más grande de Argentina, ubicado al norte de la localidad de Las Lomitas, que se encuentra anegado la mayor parte del año por las lluvias y los desbordes del río Pilcomayo.

 

El especialista afirmó que "las defensas en las zonas más críticas del noroeste del departamento Bermejo lograron soportar" la crecida. "Cumplieron su rol, pero la presión sobre las defensas fue tan grande que hubo riesgos. Fue evidente el buen trabajo de quienes las construyeron, pero también tuvimos mucha suerte. El pico de creciente duró un día, si se extendía un par de días más, no podría asegurar" que se hubiera soportado la contención, añadió De La Cruz.

 

La gran creciente, por exceso de lluvias, comenzó en Bolivia el 20 de enero, y los caudales del río Pilcomayo fueron más altos de los normales" explicó. El cauce del Pilcomayo estuvo perdiendo profundidad en los últimos años debido al depósito de sedimentos.

 

"La combinación de estas dos circunstancias provocó grandes desbordes en Salta y que ahora están comenzando a entrar hasta Formosa", dijo respecto a la situación que viven los pobladores del oeste provincial, a más de 600 kilómetros de la capital norteña. 

 

Respecto a las estimaciones en el comportamiento del río, el funcionario dijo: "Normalmente el Pilcomayo tiene crecientes hasta incluso fines de marzo, por lo tanto no podemos decir que lo peor ya pasó: tenemos que estar atentos".

 

El especialista consideró "importante tener en cuenta las alertas para advertir con tiempo suficiente a la poblaciones de Bolivia, Paraguay, Salta y Formosa para que se pongan a resguardo, como lo hicieron muchas familias en este tiempo".

 

"Desde Bolivia nos informan los organismos oficiales que se está dando un nuevo pico, que en dos o tres días lo tendremos mostrándose por Salta. No es un pico de la magnitud del que pasó pero, donde ya hubo agua, viene un poco más y es demasiado", finalizó.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time