Boris Johnson apadrina el plan de ruptura total con Bruselas para el Brexit Destacado

El ex ministro de Exteriores británico Boris Johnson practica deportes cerca de su residencia en Oxfordshire. SIMON DAWSONREUTERS El ex ministro de Exteriores británico Boris Johnson practica deportes cerca de su residencia en Oxfordshire. SIMON DAWSONREUTERS

El plan alternativo para el Brexit propone la ruptura sin acuerdo con Bruselas

Boris Johnson y Theresa May se declaran la guerra

El ex secretario de Exteriores Boris Johnson ha apadrinado este martes el plan alternativo para el Brexit auspiciado por el ala 'dura' del Partido Conservador, que propone la ruptura sin acuerdo con Bruselas y el acatamiento por parte de Reino Unido de las reglas generales de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Coincidiendo con la cuenta atrás de 200 días para el Brexit, Johnson ha fustigado el plan de Theresa May -conocido como el Acuerdo de Chequers- como "sustancialmente peor" que la permanencia en la UE.

"Abandonaríamos el sillón de Bruselas simplemente para aceptar la legislación del mercado único, no solo lo que afecta a las mercancías, también las reglas ambientales", ha declarado el ex titular del Foreign Office, en el ojo del huracán por sus aventuras extramatrimoniales y por acusar a la 'premier' de haberse envuelto en un "chaleco suicida" en la negociación con la UE.

Johnson se ha mantenido en un segundo plano durante la presentación del plan alternativo, a la que también ha asistido el ex ministro para el Brexit David Davis, y en la que ha llevado la voz cantante el ultraconservador Jacob Rees-Mogg, que también figura en las quinielas como aspirante a la sucesión de May.

A la pregunta insistente sobre la presentación de una candidatura alternativa al liderazgo del Partido Conservador, Johnson ha respondido al final y a regañadientes: "Esto no tiene nada que ver con eso. Lo que estamos intentando es cambiar nuestra política, pues pienso que estamos al borde de una humillación para nuestro país".

El euroescéptico Steve Baker, otro que dimitió el pasado verano como alto funcionario del ministerio para el Brexit, ha asegurado que más de 80 diputados 'tories' están dispuestos a votar contra el Acuerdo de Chequers y chafar los planes de May, aunque llegara a un acuerdo con la UE. El ex ministro de Trabajo Iain Duncan Smith ha sido también un rostro bien visible en la presentación del drástico plan alternativo.

El informe presentado por el European Research Group (ERG), capitaneado por Jacob Rees-Mogg, acusa abiertamente al Gobierno de Theresa May de promover la "histeria" ante la probabilidad de no llegar a un acuerdo. "Las predicciones apocalípticas no son realistas", ha asegurado Ress-Mogg, que se ha desmarcado alegando que la ruptura "limpia" con la UE puede a la larga reportar 80.000 millones de libras (90.000 millones de euros) en 15 años a la economía británica, arropada por un bajada de impuestos y con acuerdos comerciales con decenas de países.

"El superávit comercial ha barrido hasta ahora a favor de la UE", ha declarado Rees-Mogg, uno de los políticos más ricos de Reino Unido, al frente de la compañía de inversiones Somerset Capital Management (SCM) y con una fortuna estimada en más de 110 millones de euros, cuestionado ocasionalmente por el conflicto de intereses entre su vida política y económica.

"Pero en los últimos 25 años, las exportaciones a países no miembros de la UE han crecido cuatro veces más rápido que las exportaciones al mercado único. Y este dato explica por qué no tenemos nada que temer. Dejemos que el Brexit sea el Brexit y dejemos que la prosperidad crezca bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Comercio", ha añadido Ress-Mogg.

Pese al despliegue mediático, el anuncio del plan alternativo del Brexit no ha cumplido con las expectativas suscitadas en los últimos días. La cuestión de fondo sigue siendo si Boris Johnson, pese a su devaluada imagen, está o no dispuesto a plantar cara en las próximas semanas a Theresa May como líder del Partido Conservador.

Hoy por hoy, el 32% de los británicos piensa que May es mejor como primera ministra, frente al 24% que se inclina por Johnson, y el 31% que no quiere a ninguno de los dos en el número 10 de Downing Street, según un sondeo de BMG para 'The Independent'.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time