Al menos 11 muertos y 36 heridos por un atentado en el centro de Estambul

"Siete policías y cuatro civiles murieron, otras 36 personas resultaron heridas", informó el gobernador de la ciudad, Vasif Sahin.

 

Al parecer el coche bomba fue activado por control remoto y después de la explosión hubo un tiroteo, según la agencia de noticias pública Anadolu, mientras que la cadena CNNTürk informó que tres de los 36 heridos se encuentran en estado crítico, según consignó EFE.

 

En el lugar se observan enormes daños, incluidos varios vehículos calcinados y el micro policial parcialmente destruido, indican las mencionadas fuentes, que además informaron que varios comercios y edificios de los alrededores fueron evacuados para que los artificieros puedan realizar la explosión controlada de un vehículo sospechoso.

 

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, responsabilizó al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) del atentado tras visitar un hospital en el que están internados algunos de los heridos.

 

"Dijeron (en referencia al PKK) que iban a cometer atentados en las grandes ciudades. ¿Está esto relacionado?. Sí, atentan en todos los sitios. Los terroristas no duermen", aseguró Erdogan a la prensa al salir del centro médico.

 

"No es una novedad que la organización terrorista (como se suele referir al PKK) extienda sus ataques a las ciudades", agregó.

 

Si bien, los medios turcos hablaban de tres heridos graves, el Presidente aseguró que sólo dos de ellos todavía están en peligro y reafirmó su intención de "luchar contra el terrorismo hasta el final".

 

"Los terroristas no hacen diferencias entre civiles y policías, o soldados y civiles. Los atentados tienen como objetivo a aquellos que trabajan por la seguridad de la gente. Vamos a luchar contra el terrorismo hasta el final", sostuvo.

 

El atentado se produjo a primera hora de la mañana cuando el vehículo con los agentes circulaba cerca de una parada pública de colectivos en el barrio de Beyazit Vezneciler, próximo a una universidad y a lugares turísticos en el lado europeo de la metrópoli.

 

Un coche bomba estacionado en la zona, cercana a la universidad, estalló al paso del micro policial, causando el incendio del mismo y destrozos en los alrededores, en un horario de mucho movimiento estudiantil debido a la cercanía con la universidad y en una fecha en la que los estudiantes rinden exámenes finales.

 

Turquía se encuentra en estado de alerta por "amenaza terrorista" y Estambul ha sido escenario este año de dos atentados

suicidas del yihadista Estado Islámico en lugares turísticos y que causaron una quincena de muertos.

 

Los medios turcos apuntan al PKK y al grupo armado kurdo Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK) como posibles autores de los atentados por el modus operandi y el objetivo del ataque, además de que desde julio pasado mantienen abierta una guerra sin cuartel con el gobierno turco.

 

En marzo pasado, un ataque del TAK contra una parada de colectivos en Ankara dejó un saldo de 37 muertos y más de un centenar de heridos, mientras que en febrero, también en la capital, un coche bomba estalló al paso de un convoy militar y le provocó la muerte a 28 personas, la mayoría militares.

 

El grupo armado, que se presenta como una escisión radical del PKK, ya había amenazado al gobierno de llevar a cabo una ola de atentados contra el sector turístico en represalia por la campaña militar turca contra la minoría kurda.

 

La última incursión militar contra los kurdos fue ayer, cuando cazas de combate bombardearon posiciones del PKK en el sureste del país y en el norte de Irak, informó hoy el Ejército.

 

Los cazas bombardearon ayer a un grupo de supuestos miembros del PKK en la región de Lice, en la provincia suroriental de Diyarbakir, sin que se pueda establecer el número de muertos causado por la operación.

 

Al mismo tiempo, se desarrolló también ayer una operación aérea en la región del norte de Irak de Hakurk.

 

Según el recuento del Ejército, han destruido varias posiciones del PKK en esa zona del norte de Irán, utilizada como retaguardia por sus combatientes.

 

Sin embargo, los kurdos no son la única preocupación de Ankara, que también se mantiene en alerta por la presencia del grupo extremista sunnita Estado Islámico (EI), que el año pasado ha cometido diversos ataques en Diyarbakir, Suruc, Ankara, Estambul, Gaziantep y Kilis que provocaron la muerte de al menos 200 personas.

 

En enero pasado, murieron 10 turistas en un atentado del grupo extremista en la plaza de Sultanahmet, mientras que en marzo, otros 4 murieron en la avenida Istiklal, dos lugares en los que el turismo es muy frecuente.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time