Elementos filtrados por fecha: Domingo, 11 Febrero 2018

Boca enfrentará al Barcelona de Messi en agosto

Boca Juniors enfrentará en agosto próximo al Barcelona del argentino Lionel Messi en la tradicional copa Joan Gamper, que se realiza anualmente en esa ciudad española, antes del inicio de la temporada oficial del fútbol europeo.

El presidente de Boca, Daniel Angelici, confirmó hoy la noticia en una entrevista que le concedió al programa "Boca de Selección", de Radio Cooperativa.

La Copa Joan Gamper se disputa desde 1966 en el Camp Nou y lleva ese nombre en homenaje al fundador y cinco veces presidente del club catalán.

Boca es el equipo argentino que más veces participó con cinco disputas en 1967 (tercero), 1977 (tercero), 1984 (tercero), 2003 (segundo) y 2008 (segundo).

San Lorenzo la disputó tres veces en 1973 (tercero), 1995 (segundo) y 1996 (cuarto) y en una ocasión participaron Estudiantes de La Plata (1969, cuarto); Chacarita Juniors (1971, segundo) y River Plate (1980, tercero).

Leer más ...

El Matador venció al Bicho por 2 a 0 con goles de Mensossi y Morales.

Tigre venció esta noche a Argentinos Juniors por 2-0, de local, en un partido de la 15ta. fecha de la Superliga Argentina de fútbol (SAF) y reforzó su sueño de mantenerse en Primera.

Los goles del equipo que dirige Cristian Ledesma los convirtieron el mediocampista central Lucas Menossi y el volante ofensivo Diego Morales, a los 2 y 24 minutos del segundo tiempo, respectivamente.

Tigre, que cortó una racha de cinco encuentros sin triunfos (cuatro derrotas y un empate), llegó a 12 puntos y engrosó su promedio (1.197); en tanto que Argentinos, que venía de tres victorias consecutivas, se quedó con 23 unidades, cerca de los puestos de clasificación a la Copa Libertadores 2019.

El conjunto local, con un 4-2-3-1, manejó mejor la pelota en los 45 minutos iniciales, con Matías Pérez García y Diego Morales como estandartes, pero no pudo convertir las escasas situaciones que generó por la falta de puntería de Denis Stracqualursi (14m.), del mencionado Morales (18m.) y Diego Sosa (39m.).

Por su parte, Argentinos, con un 4-3-3, estuvo impreciso y falto de juego y además sufrió la lesión de Lucas Barrios, su máxima figura.

Tigre, en el inicio de la segunda etapa, marcó en su primera llegada, con el gol de Menossi, de gran partido al igual que Sebastián Prediger. Así, el 'Matador' encarriló una victoria vital para conservar la categoría.

El equipo de Alfredo Berti, más allá de las variantes, no tuvo respuestas futbolísticas para nivelar el desarrollo del juego.

Entonces apareció Morales, el mejor jugador de la cancha, a los 24 minutos y con un golazo puso el 2-0 definitivo.

Leer más ...

La abuela que quiere escalar el Aconcagua

Emigrar de tu país escapando de dos guerras y encontrar la tercera, tan absurda como las anteriores, en el nuevo hogar. Las marcas de la vida se amontonan en los brazos de Elisa Forti (83), madre de cinco, abuela de 11 y bisabuela de tres pero, sobre todo, atleta. El 15 de febrero buscará escalar el cerro Aconcagua, que con 6.962 metros es la cima más elevada de América. Se vale de su pasión por la naturaleza, un disciplinado entrenamiento pero, sobre todo, su experiencia como maratonista. Porque las joyas que se cuelga esta abuela no son collares, sino medallas.

La mujer nació en un pueblo cerca de Como, Italia, y luego se mudó a las afueras de Milán. Su padre, trabajador de una empresa textil que para Elisa también significó su vivienda y el lugar donde conoció a su marido, decidió no ver una nueva guerra mundial y marchó junto a su familia hacia Argentina. Pero las cosas no saldrían del todo bien: uno de los hijos de Elisa peleó en la guerra de Malvinas y fue prisionero de las tropas británicas. “Fue la simple decisión de un borracho”, resume la mujer, en alusión a Leopoldo Fortunato Galtieri, el presidente de facto que ordenó la ocupación argentina en Malvinas.

Elisa y uno de sus nietos, en el Cruce de 2015.
Elisa y uno de sus nietos, en el Cruce de 2015. ALBUM FAMILIAR
 

“En 1948 emigré a Buenos Aires, hace mucho, pero el acento no lo voy a perder nunca, y el italiano io lo parlo perfettamente, lo parlo, lo leggo, lo scrivo”, cuenta sentada en un sillón de su casa de Vicente López, en el extrarradio de Buenos Aires. Su pasión con el deporte la siente de chica, y así lo muestran las fotos que hay en el lugar, escalando montañas o corriendo junto a su hermano, en Italia. Ya en Argentina, aprendió a nadar en la pileta del Club River Plate, jugó al tenis en el Club Teléfonos y hoy corre en el Vial Costero que surca el Río de la Plata.

Sin embargo, su espíritu italiano del norte, donde “los caracteres son duros y trabajadores” le sigue exigiendo; y enumera todo aquello que no pudo hacer, como el ski y el buceo, este último porque “cuando abría los ojos abajo y me veía sola rodeada de agua, enseguida subía a la superficie. Pero igual probé”. De tanto intentar, ya completó cuatro cruces de los Andes, en 2013, 2015, 2016 y 2017. La prueba conocida como El cruce es una de las epopeyas del running en Argentina y se completa en tres días, donde se soportan subidas, bajadas y hasta instancias en las que hay que trepar, con etapas que van de los 25 a los 40 kilómetros cada una. “Con 73 años corrí 25 kilómetros en Tandil. A partir de ese momento nunca más dejé de correr, y muchas veces con mis nietos”, se enorgullece.

La mujer, emocionada tras completar su cuarto cruce, el año pasado.
La mujer, emocionada tras completar su cuarto cruce, el año pasado. ALBUM FAMILIAR
 

“Trepar, caminar y cruzar ríos es algo exigente, pero es muy hermoso hacerlo porque me gusta la naturaleza, yo nací en la montaña. Pero lo que te da el running es la parte social, y eso te da ganas de ir”, reconoce quien llega a completar una carrera por mes en todos los puntos del país y hasta en España, Italia y el Reino Unido. Con una vida tan ocupada pero tan saludable, Elisa no tiene tiempo para lamentarse, ni para enfermarse. Todas las mañanas completa una hora de entrenamiento pero ahora también nada, juega al tenis y hace pruebas de resistencia junto al grupo con el que viajará a los Andes.

“Yo nunca cierro la puerta a nada y pienso que te podes caer de cualquier lado, en la ciudad o en una montaña. Entonces pruebo. Si me va bien, perfecto y si no, es que no estoy a la altura y listo. No tengo miedo de hacer esta prueba pero no conozco como me va a tratar el frío pero no pienso en eso y espero estar en contacto con la naturaleza que es lo más puro y lo más bonito que hay. Uno se tiene que llevar bien con todo lo que tiene al lado porque si se pasa remembrando lo que perdió o lo que podría tener, vive amargado todo el día”, aconseja mientras se calza para volver a la calle. Es tiempo de visitar a la kinesióloga, otra de sus hijas.

La abuela Elisa, llegando a la meta.ampliar foto
La abuela Elisa, llegando a la meta. ALBUM FAMILIAR
Leer más ...

Reabre el hotel Ritz de Riad, «la cárcel más lujosa del mundo»

Tres meses después de su cierre para convertirse en la «prisión más lujosa del mundo», el hotel Ritz-Carlton de la capital saudí reabrió sus puertas al público. Durante este tiempo, el exclusivo hotel albergó a más de 300 príncipes y hombres de negocios acusados por el Príncipe Heredero y hombre fuerte del reino, Mohamed bin Salman, de diversos cargos de corrupción. La inmensa redada y reclusión en el Ritz comenzó el 10 de noviembre y concluyó hace dos semanas, cuando obtuvieron su libertad los últimos presos después de haber negociado, uno por uno, su «rescate» con sus patrimonios, y los 56 que no pudieron hacerlo fueran reenviados a una prisión normal. Según el gobierno, la cantidad obtenida tras los interrogatorios en el hotel alcanza los 106.700 millones de dólares, unos 90.000 millones de euros, lo que equivale a una sexta parte del producto nacional bruto de Arabia Saudí.

Según pudo constatar la agencia Reuters, los empleados con librea del hotel sustituyeron a los policías de negro que custodiaron durante meses el Ritz, la suave música árabe volvió a sonar por los altavoces y la atmósfera volvió a empaparse de incienso y especias. La dirección del hotel se negó a dar explicaciones por el cierre, y los empresarios extranjeros -obligados en su día a desalojar el Ritz para mudarse a otros hoteles- volvieron a confluir con sus coches de lujo al hotel más exclusivo del país, después de una oportuna limpieza.

Entre los detenidos por el Heredero destaca el hombre más rico del país, el príncipe Alwaleed bin Talal, cuya «aportación» a la caja del Estado se desconoce. El más prominente de los miembros de la Casa Saud detenidos fue el príncipe Miteb bin Abdulá, hijo del difunto Rey Abdulá y por tanto primo hermano de Mohamed bin Salman, que según diversas fuentes habría pagado 1.000 millones de dólares por su liberación.

Mohamed bin Salman, de 32 años, hijo menor y favorito del enfermo Rey Salman, llegó al poder el pasado mes de junio tras un confuso golpe palaciego que le permitió desplazar a su primo Mohamed bin Nayef. Su reputación de audaz, e incluso temerario, le precedía ya como ministro de Defensa –y responsable de la decisión de intervenir militarmente en Yemen– y de Finanzas, con sus planes grandiosos de inversiones. La audaz redada de noviembre ha sido considerada como un abierto aviso a los clanes familiares opuestos a su llegada al poder y al empresariado disidente.

Leer más ...

El Ejército egipcio lanza una gran ofensiva antiterrorista en el Sinaí

Después de cuatro días de ofensiva militar contra los militantes yihadistas asentados sobre todo en la península del Sinaí, el Ejército egipcio aseguró el lunes haber abatido a 28 “terroristas” y haber detenido otros 126 sospechosos, además de haber destruido un centenar de escondites y confiscado varios vehículos y armamento. La Operación Sinaí 2018, tal como ha sido bautizada a pesar de incluir también acciones en el norte del delta del Nilo y en el Desierto Occidental, es una labor conjunta de las fuerzas aéreas y terrestres y tiene como objetivo descabezar Wilaya Sina, la filial egipcia del autodenominado Estado Islámico, la más potente y mortífera organización de la insurgencia en Egipto.

Desde el inicio de la ofensiva, el Ejército selló la entrada y la salida a la zona septentrional del Sinaí, clausuró también el paso fronterizo de Rafá que comunica con la Franja de Gaza, y ordenó el cierre de todas las gasolineras hasta el fin de las operaciones. La vida de los habitantes de la península se ha visto también alterada por la suspensión de las clases en todos los niveles del sistema educativo, y cortes en las redes telefónica y de Internet.Desde la aparición en 2013 de una sanguinaria insurgencia en el Sinaí, el Gobierno egipcio ha aplicado una política de tierra quemada que no ha conseguido neutralizar esta amenaza, y encima ha alienado a una parte de la población. Activistas y ONGs han denunciado habituales abusos y violaciones de derechos humanos.

Varios analistas ya habían anticipado una operación militar de gran calibre en el Sinaí después de que el presidente Abdelfatá al Sisi hubiera reaccionado a la masacre de la mezquita sufí de al-Rawda, el peor atentado terrorista de la historia del país en el que murieron más de 300 personas, advirtiendo que el Estado respondería "con la fuerza bruta". La acción coincide con el inicio de la pre-campaña electoral de las presidenciales de finales de marzo. Después de que las autoridades aplicarán represalias legales contra todos los aspirantes que representaban un desafío para Al Sisi —dos de ellos aún están en prisión—, los comicios son vistos como una farsa, pero el mariscal necesita una tasa de participación elevada para legitimar su reelección.

El ataque contra los grupos yihadistas se produce días después de que el diario The New York Times publicara una exclusiva en la que, citando a fuentes anónimas de varios países, aseguraba que Israel ha acometido un centenar de bombardeos secretos desde el 2015 contra posiciones yihadistas en la Península del Sinaí, base de operaciones de Wilaya Sina. Los bombardeos habrían contado con el beneplácito del Gobierno egipcio, que desde la llegada de Al Sisi ha estrechado sus relaciones con Israel, antiguo enemigo con el que libró cuatro guerras el siglo pasado y que continúa suscitando un sentimiento de inquina entre buena parte de la población egipcia. No obstante, el Ejército egipcio ha negado la veracidad de la información, mientras el Ejecutivo de Benyamin Netanyahu se ha negado a comentarla.

  • Publicado en MUNDO
Leer más ...

El expresidente georgiano Saakashvili, deportado de Ucrania a Polonia

El expresidente de Georgia Mijaíl Saakashvili, acusado de intentar derrocar al Gobierno ucranio, ha sido deportado este lunes a Polonia después de ser detenido de nuevo en Kiev. "De conformidad con las decisiones judiciales anteriores, este individuo se encontraba ilegalmente en Ucrania, y por lo tanto, fue devuelto al país desde el que había ingresado violando la legislación nacional", ha señalado el Servicio Estatal de Fronteras de Ucrania en un comunicado.

Según informaron varios medios locales, Saakashvil fue apresado en un restaurante de la capital ucraniana. "Hombres no identificados con uniforme de camuflaje se llevaron a Saakashvili del restaurante Suluguni en Kiev", explicó el diputado ucranio Yuri Derevyanko en declaraciones a medios locales.

Por su parte, tanto la Fiscalía General como el Servicio de Seguridad de Ucrania, SBU, negaron haber participado en la detención de Saakashvili y afirmaron que no poseen información sobre su paradero.

Las autoridades polacas confirmaron la admisión en su territorio de Saakashvili. El Servicio de Fronteras de Polonia ha recordado que la esposa de Mijaíl Saakashvili es un ciudadana de un Estado miembro de la Unión Europea (Holanda), lo que ha justificado que la solicitud de entrada haya tenido una respuesta positiva.

Saakashvili, quien tras abandonar Georgia obtuvo la nacionalidad de Ucrania y fue gobernador de la región ucraniana de Odessa, ya había sido detenido en varias ocasiones el pasado mes de diciembre, acusado de "participar en organizaciones criminales" y sospechoso de golpismo.

No obstante, poco después fue puesto en libertad y en las últimas semanas ha denunciado una persecución política por parte de las autoridades ucranianas, por lo que ha venido exigiendo la dimisión del Ejecutivo de Kiev.

  • Publicado en MUNDO
Leer más ...

Síntomas de deshielo en “el lugar más peligroso del mundo”

Teléfonos que no contestan desde hace cinco años y mensajes que se comunican a gritos o por megáfono. Agujeros de bala que señalan el lugar donde hace solo tres meses un soldado norcoreano fue tiroteado por los suyos cuando desertaba. Una zona en blanco en los mapas y en los GPS. En el Área de Seguridad Conjunta de Panmunjom, en la Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa a las dos Coreas, la Guerra Fría aún es una experiencia diaria; y nada es más bienvenido que un deshielo, por frágil que sea, entre los dos países.

A poco más de tres horas de carretera, en Pyeongchang, en el Sur, las dos Coreas se esfuerzan por transmitir al mundo un mensaje de unidad. Ambas desfilaron juntas en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno. El apretón de manos entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, durante aquella ceremonia el viernes pasado dio la vuelta al mundo.

En este lugar, que el presidente Bill Clinton calificó en 1993 como “el lugar más peligroso del mundo”, la atmósfera es muy diferente. En la DMZ, una franja de cuatro kilómetros de ancho por 245 de largo que divide la península coreana a lo largo del paralelo 38, las alambradas y las torres de vigilancia son un recuerdo constante de que los dos países siguen aún técnicamente en guerra.



El silencio reina entre las casetas azules instaladas sobre la línea de demarcación de Panmunjom. Espartanamente decoradas, su función es alojar las ahora infrecuentes conversaciones militares entre los dos bandos. Una hilera de cemento señala la frontera entre las dos Coreas. Del lado del sur, la Casa de la Libertad —donde los representantes del sur esperan antes de una reunión el norte— y una hilera de soldados norcoreanos fuertemente pertrechados y de gafas oscuras. En el norte, la mole del Panmungak —el edificio de espera para las delegaciones antes de las reuniones con el sur— y el silencio. Allí no se ve un alma.

“Estamos aquí para mantener en calma una de las zonas más militarizadas del mundo”, explica el comandante de la Marina canadiense Robert Watt, de la comisión encargada de supervisar el armisticio dentro del Mando de Naciones Unidas, que con EE UU al frente, tiene como misión defender a Corea del Sur. “Nos tomamos la amenaza con realismo. El enemigo ha demostrado que está dispuesto a usar la violencia. Pero vemos el Área de Seguridad Conjunta como un lugar para facilitar el diálogo”.

Un diálogo siempre complicado, y para el que muchas veces hay que buscar soluciones creativas. Aunque existe una línea telefónica para comunicar incidentes y avisos, Corea del Norte dejó de contestar a las llamadas en 2013. Ahora, cada vez que hace falta transmitir un aviso —“por ejemplo, que vamos a mandar helicópteros para apagar un incendio en la DMZ y no les disparen”, explica Watt—, los representantes del Mando de la ONU llegan a la línea de demarcación y transmiten el recado a viva voz, o con un megáfono. Los norcoreanos se limitan a grabar la escena en vídeo. A veces responden mediante un anuncio en el periódico. Otras, simplemente haciendo lo que se les ha pedido. “No es ideal, pero es una manera indirecta de comunicarnos”, cuenta el militar.

A algunos centenares de metros, en el Checkpoint Número 3, llega otro tipo de comunicación norcoreana. El viento transporta la música de propaganda que se emite desde Kijongdong, la aldea falsa —nadie vive allí— construida para persuadir a los surcoreanos de que se fuguen al norte. Una gigantesca bandera de la República Democrática Popular de Corea —el nombre oficial de ese país— ondea sobre un mástil de 160 metros de altura. Al fondo, el complejo industrial de Kaesong, una iniciativa conjunta de los dos países que Seúl clausuró tras la cuarta prueba nuclear norcoreana. En esos montes se esconde la artillería que, en caso de conflicto, lanzaría una lluvia de misiles sobre Seúl y los 26 millones de habitantes de su área metropolitana.

Vigilar esta zona es complicado. Los mojones que señalan la línea de demarcación han desaparecido en su mayoría. En 2015, unas minas norcoreanas hirieron gravemente a dos soldados del sur que patrullaban el área.

El puente de No Retorno, donde después de la guerra los dos bandos intercambiaron prisioneros, fue escenario en noviembre de la espectacular deserción del soldado norcoreano Oh Chong-song, que lo cruzó en un todoterreno a toda velocidad. Cuando el vehículo se atascó, continuó a pie entre las ráfagas de disparos de sus compañeros. Alcanzado por cinco impactos de bala, sus compañeros le dieron por muerto. Una unidad surcoreana le rescató y fue evacuado a Seúl, donde contra los pronósticos iniciales ha logrado recuperarse de sus heridas. Un pilón cercano muestra agujeros de aquellas balas.

Aquel incidente representó el punto más bajo en las relaciones intercoreanas el año pasado. Entonces parecía impensable un deshielo tan rápido. Pero la participación del Norte en las Olimpiadas del Sur ha marcado un punto de inflexión.

“Todo el mundo tiene la sensación —aunque puede ser algo subjetivo— de que la tensión ha disminuido. Todo el mundo ve los Juegos Olímpicos como algo positivo, y tiene ganas de una etapa pacífica”, señala el general suizo Patrick Gauchat, de la Comisión Supervisora de Países Neutrales que vigila el armisticio.

Este fin de semana, Corea del Norte ha invitado a Moon a visitar Pyongyang. La tregua olímpica se consolida. Aunque persisten las dudas acerca de si durará, o cuánto. La desconfianza sigue siendo enorme entre los dos países, y una vez concluyan los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos, están previstas nuevas maniobras militares conjuntas de Corea del Sur y Estados Unidos, a las que el Norte suele responder con pruebas de armamento.

Pero por el momento, la DMZ disfruta de este periodo de relajación. Y en el caso de que regresen las tensiones, Watt las pone en perspectiva: por muy gélidas que sean las relaciones, siempre es preferible el hielo a una guerra que dejó cuatro millones de muertos en tres años. “El peor día del armisticio siempre es mejor que el mejor día de la guerra”, recuerda.

  • Publicado en MUNDO
Leer más ...

Un proceso de aprobación caótico y polarizado

La tradición en Washington manda que el presidente presente su primer borrador de presupuesto el primer lunes de febrero, para así tener tiempo suficiente para negociarlo con los legisladores antes de que el ejercicio fiscal entre en vigor el 1 de octubre. Pero el procedimiento que se sigue para adoptar el plan de gasto no funciona y en lugar de poner orden en las cuentas públicas genera caos y alimenta la división.


El presidente plantea en este primer borrador cuánto dinero necesita el Gobierno federal. Indica también cuánto se va a recaudar y cuánto deberá pedir prestado para cubrir la diferencia. Estas líneas generales se desglosan a su vez en propuestas más específicas en las que se detallan las prioridades para los diferentes programas federales en el ámbito de la defensa, la agricultura, la educación o la salud.La adopción del presupuesto de 2018 es el último ejemplo de lo complicado que es pactar el plan de gasto. En lugar de aprobar una legislación que cubra todo, se recurre a la vía de resoluciones que permiten ir financiando las operaciones del gobierno a base de prorrogar los niveles ya pactados. Esta especie de estrategia para preservar el statu quo resta flexibilidad a las agencias para financiarse.

El paquete se entrega al Congreso, donde cada cámara elabora su propia propuesta presupuestaria. Los textos deben consensuarse antes del 15 de abril. La vía de la resolución presupuestaria permite su adopción por mayoría simple y no requiere de la firma del presidente. Pero la profunda polarización política provoca que el proceso se prolongue y el ejercicio arranque sin un presupuesto cerrado.

La inacción de los legisladores vuelve a meter en el juego al presidente, que sí tiene que firmar las resoluciones que permiten seguir dotando de fondos al Gobierno mientras se trata de forjar un acuerdo. Pero si el Congreso y la Casa Blanca no son capaces resolver sus diferencias, la dispuesta política provoca que las agencias tengan que dejar de operar, como sucedió dos veces durante el último mes.

El proceso presupuestario se utiliza, además, como una vía para adoptar con mayoría simple en el Senado cambios en la legislación fiscal. Es lo que se hizo con la última rebaja de impuestos. El sistema se utiliza incluso para introducir enmiendas que no tienen nada que ver con el presupuesto, que se alejan del propósito de garantizar que el gobierno se financia de una manera adecuada.

Leer más ...

El Congreso Nacional Africano da 48 horas a Zuma para que abandone la presidencia

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, de 75 años, camina pesado, lento y acorralado hacia el final de un callejón sin salida. Después de llevar las riendas del país en medio de cargos de corrupción y con intermitentes mociones de censura, es su propio partido, el histórico Congreso Nacional Africano (CNA) de Nelson Mandela, el que le ha colocado ahora el tic tac de la cuenta atrás para dejar el poder. El Comité Ejecutivo Nacional del partido se reunió este lunes en la capital sudafricana, Pretoria, para debatir el futuro de Zuma y decidir si iban a pedir su dimisión o simplemente abandonarle a su suerte en el Parlamento. La discusión se prolongó hasta bien entrada la noche y la conclusión fue ofrecerle un plazo de dos días para que renuncie. Un nuevo asalto contra un Zuma que se resiste a dejar el cargo.

En unas declaraciones premonitorias, el nuevo presidente del partido, Cyril Ramaphosa, dijo este domingo ante centenares de seguidores en un acto conmemorativo que buscaba “un nuevo principio”, siendo consciente de que el CNA estaba pasando por un “periodo de dificultad, desunión y desacuerdo” y que dentro del partido “se quería terminar con este asunto”. La llegada de Ramaphosa —recién elegido en diciembre pasado— al frente del CNA era el camino espinoso para Zuma; su exesposa, Nkosazana Dlamini Zuma, la otra candidata, se había mostrado más abierta a proteger a Jacob Zuma, al frente del partido desde 2007 y del país, desde 2009.

Elecciones presidenciales

Encerrados en una reunión maratoniana, los 112 miembros del Comité diseñan el futuro de Jacob Zuma y el del propio país: necesitan barrer al polémico e irreductible mandatario para acometer la renovación antes de las elecciones del año que viene. Aunque el partido considera que Zuma ha malgastado la herencia política de Mandela, el mandatario ha logrado mantenerse en el sillón presidencial a pesar de numerosos escándalos. El caso Nkandla, por el desvío de fondos públicos para renovar su mansión privada; el llamado “negocio de armas” o el de su turbia relación con la rica familia Gupta.

La reunión del sanedrín del CNA tenía que celebrarse el miércoles pasado, pero un encuentro de última ahora entre Ramaphosa y Zuma retrasó la fecha hasta este lunes, lo que apunta a un posible acuerdo de salida. Si el Comité del partido decide pedir su dimisión, Zuma no está legalmente obligado a dimitir, pero le dejaría en una posición muy vulnerable. Sobre todo, porque hay prevista una moción de censura en el Parlamento para el 22 de este mes. Sin el apoyo de los suyos, la supervivencia de Zuma languidece.

Algunos pilares de la democracia sudafricana han cuestionado el comportamiento del presidente. El Tribunal Constitucional —que obligó a devolver una parte de dinero usado en las renovaciones de Nkandla— dijo en un duro comunicado que “el presidente ha fracasado en apoyar, defender y respetar la Constitución”. Y la Defensora del Pueblo tituló su informe sobre las corruptelas de Zuma “Estado de captura”, refiriéndose al secuestro al que el presidente ha sometido a Sudáfrica.

Leer más ...

¿A dónde podría ir el presidente Donald Trump en caso de un ataque nuclear a Estados Unidos?

Desde Harry Truman hasta Donald Trump, los presidentes de Estados Unidos han contado con lugares seguros donde resguardarse en caso de una guerra nuclear.

En el caso de Trump, ante una amenaza nuclear, el comandante en jefe sería trasladado de inmediato a uno de los tantos búnkeres que tiene a su disposición.

Uno de ellos está debajo de la Casa Blanca y se trata de un área fortificada construida en la década de 1950. Otro está escondido en las montañas Blue Ridge, en Virginia.

También tiene un refugio antibombas en su residencia Mar-a-Lago y otro en su club de golf y resort de West Palm Beach, ambos ubicados en Florida.

Pero estos dos nada tienen que ver con el hecho de que Trump sea, desde hace poco más de un año, el presidente de EE.UU.

La historia de los refugios de Trump refleja cómo los estadounidenses han intentado lidiar con la perspectiva de una guerra nuclear en las últimas décadas.

Para algunos, la sola idea resulta inimaginable. En cambio, otros hacen elaborados y sorprendentes preparativos para las devastadoras consecuencias que tendría una guerra nuclear.

Sin embargo, ningún búnker, por más tecnológico que sea, sobreviviría a un ataque directo.

Búnker de Greenbriar.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionGreenbrier, un búnker nuclear construido a fines de los años 50 para los miembros del Congreso de EE.UU., actualmente funciona como atracción turística.

"No existe defensa alguna contra la tremenda explosión y calor" de una bomba nuclear, dice Kenneth Rose, autor del libro "Una nación subterránea: el refugio nuclear en la cultura estadounidense".

No obstante, si el presidente logra sobrevivir al ataque inicial, entonces el búnker sería útil. Aunque el resto del mundo estuviera en llamas, el "líder del mundo libre" necesitaría un lugar seguro desde donde dirigir a la nación.

Pero el presidente no estaría allí solo, sino que lo acompañaría un grupo de personas de la "cima de la cadena alimentaria", afirma Robert Darling, un infante de marina que pasó parte del 11 de septiembre de 2001 en el búnker de la Casa Blanca.

Según Darling, solo unos pocos son admitidos en el búnker presidencial, convirtiendo la jerarquía social en una cuestión de vida o muerte.

"Hay que mantener una cadena de mando", dice Randy Sowell, archivista de la Biblioteca Presidente Truman de Misuri, "o se generaría un completo caos".

"Ciudadanía nuclear"

La construcción de refugios y búnkeres, ya sea para presidentes o simples ciudadanos, tiene otro objetivo: lograr que los estadounidenses puedan hablar de ojivas atómicas o nucleares y hacer que lo impensable (la guerra nuclear mundial) sea pensable.

En la década de 1950, por ejemplo, el mensaje del gobierno de Truman era que "la guerra nuclear no necesariamente era un apocalipsis para todos", explica Christian Appy, profesor de historia en la Universidad de Massachusetts.

Jefes de la CIA y el FBI escuchan al presidente George W. Bush tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 desde el búnker de abajo de la Casa Blanca. (Foto: Archivos Nacionales de EE.UU.)
Image captionJefes de la CIA y el FBI escuchan al presidente George W. Bush tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 desde el búnker de abajo de la Casa Blanca. (Foto: Archivos Nacionales de EE.UU.)

Para eso, se creó una agencia de defensa civil, la cual ayudó a gestar la idea de "ciudadanía nuclear", dice Appy.

El gobierno de EE.UU., agrega, quería que los civiles se ajustaran a una nueva realidad y conseguir su "consentimiento en la carrera armamentista nuclear".

Un estudio sobre bombardeos estratégicos de EE.UU. descubrió que cerca del 30% de quienes murieron inmediatamente en el ataque atómico a Nagasaki el 9 de agosto de 1945 se habría salvado gracias a los refugios nucleares, afirma Sowell al explicar el programa de defensa civil de Truman.

La agencia intentó establecer un sistema de búnkeres a nivel nacional.

Algunos refugios fueron construidos para empleados gubernamentales y miembros del público. En la década de los 60, por ejemplo, crearon una de las mayores instalaciones en Los Altos, California.

Sin embargo, en la mayoría de los casos fueron los particulares quienesconstruyeron sus propios búnkeres.

Y se crearon de a miles, dice Laura McEnaney, profesora de historia y autora del libro "Guerra nuclear". Se convirtió, afirma, en una "responsabilidad de las familias nucleares".

Ilustración infantil de un niño y una tortuga corriendo. (Imagen: cortesía de la Biblioteca Truman)
Image captionEn las décadas de los 50 y 60, los niños recibían educación sobre cómo buscar refugio en caso de un ataque nuclear. (Imagen: cortesía de la Biblioteca Truman)

Tal fue el caso de una heredera llamada Marjorie Merriweather Post, quien construyó sus propios búnkeres bajo su propiedad: la residencia Mar-a-Lago.

El búnker de Mar-a-Lago

A principios de la década del 50, Post estaba preocupada por la Guerra de Corea y su potencial escalada, por lo que construyó refugios subterráneos.

Fueron excavados bajo el edificio principal de Mar-a-Lago, según un sondeo del Departamento del Interior de los Estados Unidos sobre edificios históricos.

Trump compró la propiedad junto con el búnker en 1985. Más tarde, el empresario inmobiliario describiría dichas instalaciones subterráneas como sólidas, "ancladas en el arrecife de coral con acero y hormigón".

El arquitecto Wes Blackman cuenta que la primera vez que visitó el refugio de West Palm Beach junto a Trump ambos debieron agacharse.

"Era como si estuviéramos en una exploración arqueológica", cuenta Blackman, quien mide casi 2 metros de alto.

 
 

No existe defensa alguna contra la tremenda explosión y calor" de una bomba nuclear.

Kenneth Rose, autor del libro "Una nación subterránea: el refugio nuclear en la cultura estadounidense"

El lugar, agrega, era húmedo, mohoso y oscuro, tenía camas plegables unidas a las paredes y había un retrete en el medio de la habitación.

El búnker de Truman

Mientras Post construía su búnker en Mar-a-Lago, funcionarios estadounidenses desarrollaban planes de contingencia para Truman en la Casa Blanca.

Su objetivo era edificar "un complejo gubernamental completo" en una locación secreta, cuenta Sowell. El lugar elegido fue a 30 kilómetros de Washington DC.

El monte Weather, un pico de 534 metros de alto cerca de Bluemont, Virginia, se convirtió en un búnker gigante para que el presidente, sus asesores y otros altos mandos del gobierno se refugiaran en caso de un ataque nuclear.

Los miembros del Congreso, en cambio, serían llevados a un búnker en el complejo Greenbrier, cerca de White Sulphur Springs, en Virginia Occidental.

Las instalaciones del Centro de Operaciones de Emergencia Mount Weather.
Image captionQuienes viven cerca del Centro de Operaciones de Emergencia Mount Weather le llaman "la ciudad del día del juicio final".

La instalación tenía el nombre clave de "Proyecto Isla Griega" y funcionó durante décadas, hasta que su existencia fue revelada en los medios de comunicación en 1992, cuando el búnker fue "desactivado".

Hoy en día funciona como una atracción turística.

El Centro de Operaciones de Emergencia de Mount Weather, por su parte, actualmente es administrado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema) y fue "activado" después de los ataques del 11 de septiembre, según testificó un director de la institución ante el Congreso en octubre de 2001.

Tiene espacio para el presidente, sus asistentes y otro centenar de personas, incluyendo periodistas (posee una sala de prensa).

El búnker de Kennedy

En el otoño de 1961, el gobierno estadounidense comenzó la construcción de otro búnker presidencial, esta vez para el presidente John F. Kennedy.

El refugio nuclear fue construido por la Marina de EE.UU. en la isla Peanut, en Florida, casualmente cerca de Mar-a-Lago. Kennedy también tenía una casa Palm Beach donde solía hospedarse.

El búnker era conocido como Hotel Destacamento y su construcción costó US$97.000, según un informe de 1973 para el Congreso.

Puerta exterior del búnker de Kennedy.
Image captionEl búnker de Kennedy fue diseñado para protegerlo de la radiación.

Kennedy fue al lugar un par de veces como parte de los ensayos de ataque, cuenta Anthony Miller, quien hasta hace poco dirigía un museo ubicado en la isla.

El refugio es "prácticamente un hoyo en el suelo", dice Miller. Este lugar, cuya puerta de entrada hoy en día está oxidada y llena de tierra, es "donde el líder del mundo libre habría gobernado el país", acota.

Los bunkers presidenciales, ya sea en Mount Weather, isla Peanut o Mar-a-Lago, se construyeron durante la Guerra Fría.

Fue un período de la historia en el que los niños aprendían cómo cubrirse para evitar ser heridos por la lluvia radioactiva.

Blackman dice que no vio la necesidad de fortificar el búnker en Mar-a-Lago para Trump. "Si se desata el Armagedón", dice"no hay donde esconderse". El búnker, entonces, fue utilizado para almacenar mesas, sillas y molduras de patio.

Pero el arquitecto reconoce que entiende la necesidad: "Tal vez todos construyamos búnkeres a nuestra manera".

Presentational grey line

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

  • Publicado en MUNDO
Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time