ECONOMÍA

IPC Congreso marcó una inflación de 3,5% en mayo

El costo de vida registró en mayo un avance de 3,5 por ciento, según el índice denominado IPC-Congreso, que dieron a conocer esta tarde diputados del Frente Renovador, del Frente Amplio Progresista y de Juntos por Argentina.

 

De esta forma, en lo que va del corriente año la inflación muestra un acumulado del 23,6 por ciento, mientras que en los doce últimos meses registra una suba de 43,6 por ciento.

 

El 3,5 por ciento de mayo representa poco más de la mitad de lo registrado en abril pasado, cuando el indicador trepó 6,7 por ciento en relación a marzo, a causa de los fuertes incrementos en transportes, electricidad, agua y gas.

 

Desde el sector privado, la consultora Abeced dio cuenta de una inflación mayor durante mayo respecto al índice Congreso: 4 por ciento en el cotejo con abril. En tanto, el acumulado de los últimos doce meses reflejó un avance de 41,1 por ciento.

 

El anuncio del IPC Congreso fue realizado en una conferencia de prensa en el salón "Delia Parodi" de la que participaron el líder del Frente Renovador, Sergio Massa; el economista Marco Lavagna; la diputada del Libres del Sur Victoria Donda y Franco Caviglia, de Juntos por una Argentina, entre otros legisladores. 

 

Lavagna dijo que la inflación interanual, de 43,6 por ciento, "sigue siendo la más alta desde 1992" a la fecha para el período de un año y señaló que si bien el costo de vida "bajó en mayo respecto de abril, sigue siendo muy elevado, con lo cual es difícil hablar de que existe una desaceleración".

 

"La inflación de mayo se explica en el aumento de los cigarrillos, en un orden del del 50 por ciento y en los combustibles, con un 10; implicando estos dos rubros un cuarto del índice", agregó el economista.

 

Indicó también que "el sector alimentos y bebidas creció un 2,5 por ciento, por lo que volvió a acelerarse en relación al 2 o 2,3 que mantenía en los últimos meses" y que "ya marca un 35 por ciento de aumento interanual".

 

"Con la proyección actual, y tomando una inflación núcleo del 2 o del 2,5 por ciento, el aumento anual sería del 40 por ciento", advirtió; para expresar a continuación que "eso está lejos del objetivos del 25 por ciento que planteó el gobierno, porque ya en los primeros 5 meses se superó el 23 por ciento".

 

Por su parte, Victoria Donda, de Libres del Sur, lamentó la parálisis económica y remarcó que, entre otras cuestiones, "con las tasas de interés que hay hoy, es más rentable poner un plazo fijo que abrir una fábrica de alpargatas o de lo que sea".

 

En ese sentido, Massa, dijo que "hoy a la gente la plata no le alcanza" y que espera que finalice el debate del proyecto de pago a jubilados "para que el Congreso se pueda abocar al tratamiento de políticas para las Pymes y para la creación de empleo"

Tags:INFLACIÓN IPC CONGRESO DIPUTADOS LAVAGNA MAYO PRECIOS

La liquidación de divisas bajó 7,9% a u$s 525,8 M

El sector agroalimentario liquidó la semana pasada la suma de u$s 525,8 millones por sus ventas de granos al exterior, con una baja de 8% con respecto a la semana previa, informaron este lunes la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

 

De esta manera, los ingresos acumulan su tercera baja consecutiva y acumula un alza de 26,3% a u$s 11.816,7 millones con respecto a igual periodo de 2015. 

 

En la comparación interanual, la liquidación de la semana pasada retrocedió un 33,5% en referencia a iguales cinco días del año pasado.

Según UIA, la industria cayó un 5,4% en abril

El nivel de actividad industrial registró en abril una contracción del 5,4% interanual y una caída del 2% respecto a marzo pasado, debido al magro desempeño de los rubros relacionados con el sector de la construcción, según un relevamiento realizado por la Unión Industrial Argentina (UIA).

 

En tanto, en el primer cuatrimestre del año el sector fabril observó una merma del 2,3%, resultado que se incrementa hasta el -4,7 por ciento si no se toma en cuenta el crecimiento atípico que registró el complejo de oleaginosas, que en el primer trimestre creció 61,2 por ciento interanual.

 

Al momento de explicar el comportamiento registrado por la industria en abril, la UIA dijo que influyeron en esto "el bajo dinamismo del comercio mundial y la recesión en la que se encuentra la economía brasileña, en particular la industria que cayó 9,9% en 2015 y 9,8% en acumulado a abril".

 

También influyeron "factores internos" como el climático, debido a que en abril fue inusual el número de días de lluvias que se observaron en el centro del país, que afectó negativamente parte de la construcción y a algunos sectores de la producción de alimentos y economías regionales.

 

Otro "factor interno" fue "la menor actividad general y consumo de bienes industriales, en un marco de tasas de interés elevadas y costos productivos crecientes".

 

En abril la caída en la actividad se observó en la mayoría de los rubros del sector industrial. En el período enero-abril, sólo cuatro de doce bloques analizados presentaron un aumento en su producción, que no lograron compensar la contracción del resto de los sectores.

 

En particular en abril, la caída del nivel de actividad industrial fue liderada por la producción de minerales no metálicos (-24,2%), dada la caída del sector de la construcción, del sector de metales básicos (-15,9%) y de la metalmecánica (-10,2%).

 

Adicionalmente, la molienda de oleaginosas que había mostrado un gran dinamismo en el primer trimestre del año, mostró una caída del 14,3% en abril, lo cual impulsó a la baja el bloque de alimentos y bebidas (-8,2%). Otros sectores que presentaron bajas más moderadas fueron el sector de edición e impresión (-0,8%) y automotriz (-0,4%).

 

Por otro lado, se observó un incremento en el bloque de sustancias y productos químicos (+4,7%), aunque con una baja base de comparación y un leve crecimiento de papel y cartón (+1%).

 

En el acumulado del primer cuatrimestre del año, se observó que hubo cuatro sectores con caídas superiores al 10%: el de metales básicos (-14,6% i.a.), explicado principalmente por la menor producción de acero crudo (-17,2%), el automotriz con una caída acumulada (-14,2%), afectado fuertemente por la baja de las exportaciones (-29,5%) -fundamentalmente a Brasil), el sector metalmecánico (-12,3%) y el de minerales no metálicos (-10,6%), luego que en 2015 fuera el bloque con mayor crecimiento en la industria.

 

Entre las actividades que exhibieron un aumento de su producción sobresalió el de sustancias y productos químicos, con un crecimiento del 6,9% en el primer cuatrimestre del año, que fue explicado por la mayor producción de agroquímicos, fertilizantes y petroquímicos intermedios.

Tarifas: 200 cooperativas eléctricas irán a la quiebra por el fallo que frena la suba

Esto pone en peligro no sólo el servicio eléctrico que se brinda a millones de hogares bonaerenses, y también a miles de comercios, pequeñas y medianas empresas, grandes industrias y explotaciones agrícolas y ganaderas, sino también múltiples servicios esenciales, como el de gas y el de agua, que ofrecen las mismas cooperativas.

 

"Este fallo nos pone en la situación de bajar a la mitad de lo que cobramos por prestar el servicio, es decir, nos hace retrotraer los ingresos. Pero los gastos, producto de la nueva tarifa fijada a las cooperativas por la compra de energía a las generadoras, se multiplicó por tres, y su vez el resto de los costos, también se multiplicaron", explicó a Télam Nicolás Ambrosius, presidente de la Asociación de Prestadores Eléctricos bonaerenses (Apeba) y también titular de la Cooperativa de Electricidad de Tres Arroyos.

 

Ambrosius remarcó que "quedan los gastos a valores nuevos pero los ingresos a precios viejos", y alertó que "eso produce una situación que pone en riesgo el servicio".

 

Precisó que "de persistir esta situación, en los próximos 30 días se puede producir un deterioro de un servicio que es vital", como la electricidad.

 

Las cooperativas de electricidad, que en muchos casos también proveen gas y otros servicios esenciales, llevan la luz no sólo a domicilios, sino también a comercios, pymes, fábricas y establecimientos rurales.

 

En consecuencia, el riesgo del deterioro en el servicio eléctrico pone en peligro a su vez el normal desenvolvimiento del entramado productivo de una provincia cuyas producciones agrícola, ganadera e industrial significan más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) todo el país.

 

El presidente de la Cooperativa de Electricidad de 9 de Julio, Omar Malondra, quien a su vez es vicepresidente de la Confederación Nacional de Cooperativas Eléctricas, señaló a esta agencia que con la retracción del aumento de tarifas "se genera un estado de situación muy particular", porque alertó que las prestadoras van "a caer en una cesación de pagos".

 

"Le vamos a enviar una comunicación a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, que provee de electricidad a las cooperativas) indicándole la imposibilidad que tenemos de pagar" por la compra de energía, indicó Malondra, quien explicó que "no es posible seguir comprando a un precio tres veces mayor al anterior, pero vendiendo a valores del año pasado".

 

Las cooperativas de electricidad, que en muchos casos también proveen gas y otros servicios esenciales, llevan la luz no sólo a domicilios, sino también a comercios, pymes, fábricas y establecimientos rurales

 

Del mismo modo, el presidente de la Federación Interregional de Cooperativas Eléctricas (FICE) y titular de la cooperativa de Pinamar, Roberto Otero, señaló a Télam que "si uno tiene que pagar la electricidad al precio que está y cobrarla al que impuso el juez, el servicio se va a resentir porque no hay manera de soportarlo".

 

Sin embargo, Otero se mostró más optimista que sus compañeros dirigentes, al destacar que "el fallo todavía no está firme, la medida del juez es apresurada, y si se eleva a la Cámara de Apelaciones, ésta le dará la razón a la Provincia", cuya gobernadora, María Eugenia Vidal, presentó un recurso para revertirlo.

 

"Si le sale en contra la decisión judicial, la Provincia tendrá que arbitrar los medios para sostener el servicio eléctrico y volver a los subsidios", remarcó el titular de la FICE, quien alertó que "de esta manera no podemos seguir, deberán compensarnos por la diferencia de plata que no tenemos".

 

En este marco, y ante tamaña preocupación, los representantes de Apeba, de FICE, de la Federación de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos (Fedecoba), y de la Comunidad Regional de Entidades Cooperativas de Electricidad y Servicios (Creces), todas entidades bonaerenses, y de la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad (FACE), de representación nacional, se reunieron de urgencia en la localidad de Azul.

 

Allí resolvieron acatar el fallo del juez Luis Arias del Departamento Judicial de La Plata, que ordenó a los distribuidores provinciales y municipales de energía eléctrica, entre ellos las cooperativas, de abstenerse de aplicar la resolución 22/16 del Ministerio de Infraestructura bonaerense que había dispuesto el ajuste de los cuadro tarifarios desde el 26 de febrero y, en consecuencia, retrotraer la facturación a los valores vigentes con anterioridad a la decisión suspendida.

 

Sin embargo, los dirigentes cooperativos advirtieron que la suspensión de los nuevos cuadros tarifarios que transparentaron los reales costos de las prestación del servicio ocasionará graves problemas.

 

"Es un tiro de gracia para las cooperativas", indicó Ambrosius, quien sostuvo que "había que adecuar tarifas, pero no esta escalada, ni de esta manera".

 

En tanto, Malondra insistió con que "se va a cortar la cadena de pago del sistema y se pone en riesgo el servicio", y remarcó que "cómo se va a enfrentar con precios viejos una paritaria acordada con valores nuevos".

Gremios textiles denuncian que ya hubo unos 1.000 despidos

Unos 1.000 trabajadores de la industria textil y de la indumentaria fueron despedidos en el país en los últimos tres meses como consecuencia de la apertura de las importaciones y la caída de las ventas, informaron hoy desde los gremios que constituyen toda la cadena de producción de la actividad.

 

Unos 450 cesanteados entre marzo y mayo de este año pertenecen al personal afiliado a la Asociación Obrera Textil (AOT), 250 al Sindicato de Empleados Textiles (Setia) y el resto a la Unión Cortadores de la Indumentaria y el Sindicato Obrero de la Industria del Vestido (Soiva).

 

“Las empresas están echando compañeros, suspendiendo, haciendo arreglos forzados y adelantando vacaciones y jubilaciones”, denunció hoy a Télam el secretario general de Setia, Mauricio Anchava.

 

El dirigente sindical adelantó hoy que el gremio que conduce está elaborando un documento conjunto con los otros sindicatos de la actividad y las cámaras empresarias sobre la situación del sector para entregarlo la próxima semana al gobierno nacional.

 

Al respecto, Anchava afirmó que “desde todo el sector se quiere advertir a las autoridades por las consecuencias del crecimiento de las importaciones sobre los puestos de trabajo y si sigue así, esto va a empeorar”.

 

“Hay un goteo permanente de desvinculaciones que se manifiesta en toda la cadena con grandes empresas, sumadas a las suspensiones que significan menos plata en los bolsillos de los compañeros”, alertó.

 

Por su parte, el secretario gremial de Setia, José Minaberrigaray, agregó que empresas grandes de la actividad ya cerraron sus locales de venta en la Ciudad de Buenos Aires, en Mar del Plata y otras grandes ciudades del país.

 

Estos datos se encuentran en un informe elaborado por esta organización sindical, en el que se advierte que la firma PV SA, que fabrica las medias Mora, realizó “despidos utilizando falsamente el artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo, de modo de pasar un despido sin causa por un despido por fuerza mayor y reducir indemnización al 50 por ciento”.

 

También hace mención a TN Platex, la principal empresa del sector, que adelantó vacaciones en las plantas de todo el país y renovó la suspensión de 450 trabajadores la planta de La Rioja.

 

En tanto, la firma Alter SAIC suspendió por 30 días la producción en su planta de zona sur, que se sumó a la misma medida en su fábrica de Trelew, que afecta a 100 trabajadores.

El consumo de carne cedió un 6,3% en el año

El consumo de carne vacuna cayó un 6,3% en los primeros cinco meses del año, respecto del mismo período del año pasado, y se ubica en el peor nivel de los últimos cinco años.

 

Al comparar los primeros cinco meses de 2015 y 2016 surge que el valor de la hacienda en pie subió 48,5% y el de la carne en el mostrador 46,6%.

 

En medio de la aceleración de la inflación en la primera parte del año, que llevó el kilo de asado a entre 100 y 140 pesos en las carnicerías de la Ciudad de Buenos Aires, el consumo de este producto no para de caer.

 

Según difundió este miércoles la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), el consumo per cápita quedó en 55,7 kilos por año, el peor registro de los últimos cinco años.

 

En su anterior reporte de mayo pasado, la cámara empresaria había informado una merma del 5,2% para el acumulado enero-abril y que el consumo había retrocedido a 56,2 kilos/año, por lo que ahora se aceleró la baja.

 

La producción de carne vacuna fue de 1.076 millones de toneladas en el período enero-mayo de 2016, lo que significó un retroceso de 5% interanual; y el consumo interno alcanzó una participación de 92,35%.

 

En tanto, el volumen exportado en enero-mayo de 2016 resultó casi idéntico al registrado en enero-mayo del año pasado, a pesar de que el Gobierno de Mauricio Macri eliminó en diciembre último todas las retenciones para este sector. 

 

Por otra parte, la cámara que nuclea al sector destacó que "a pesar de las importantes modificaciones macroeconómicas realizadas por el actual gobierno (liberación del cepo cambiario y quita de retenciones) la industria exportadora se encuentra en una situación semejante a la de 2015".

 

A modo de ejemplo, detalló que "en marzo el precio del novillo de exportación se pagaba a un valor de 45/46 $/kg gancho y el valor del dólar era de $ 14,84. Hoy el mismo novillo se paga entre 50/51 $/kg gancho y el dólar se liquida a $ 13,90. A estas modificaciones del precio del novillo y del valor del dólar debemos agregarle el aumento de las tarifas y los salarios, que medidos en dólares le han restado toda la competitividad lograda en los tres primeros meses del año".

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time