ECONOMÍA

En medio de la negociación con el FMI, nombran a Dujovne coordinador económico del Gabinete

 

En el marco del acuerdo que lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno designó al Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, coordinador económico del Gabinete.

 

Tal como anticipó la prensa y este medio confirmó oficialmente, la decisión responde a la necesidad de nombrar a un único interlocutor en la negociación con la entidad que conduce Christine Lagarde, a la cual el gobierno de Mauricio Macri acudió en busca de financiamiento.

 

De esta manera, Dujovne liderará la discusión en torno al ajuste que debe hacer la política para bajar el déficit, la cual como anticipó Ámbito Financiero, será en el marco del Presupuesto nacional.

 

Se prevé que, con esta jugada, el Gobierno se garantice el acuerdo con el Fondo, dado que el Presupuesto es una herramienta democrática que se debate en el Congreso, y a través de este mecanismo espera que el ajuste sea avalado por la dirigencia política en su conjunto. 

 

Hasta ahora, ningún funcionario formuló comentario alguno sobre el nombramiento de Dujovne.

 

El viernes, Lagarde transmitió al directorio ejecutivo del FMI "la intención de las autoridades argentinas de solicitar un acuerdo stand-by de acceso excepcional que sustentaría su programa económico".

 

Asimismo, la directora del Fondo aclaró que los objetivos del programa "integralmente concebido por el presidente Macri y su gobierno" incluirían "el establecimiento de una trayectoria clara hacia un crecimiento fuerte, sostenido e inclusivo y la sólida creación de empleo".

 

También se apunta al "restablecimiento de la confianza de los mercados a través de un programa macroeconómico claro, que reduzca las necesidades de financiamiento y encauce la deuda pública por una firme trayectoria descendente".

Monotributo: los cambios que llegan en junio

Como en todos los meses de mayo de los últimos años, un día como hoy, 20, vence el plazo para que los monotributistas cuyas situaciones así lo requieran, cumplan con el trámite de la recategorización. Como este año cae domingo, la fecha se pasa para mañana, lunes. Solo por esta vez, sin embargo, esta gestión está habilitada pero no es obligatorio hacerla.

Esto es así, según dispuso la resolución 4235 de la AFIP , porque el 1° de junio comienzan a regir los cambios que la última reforma tributaria (la ley 27.430, aprobada en diciembre pasado) dispuso para el régimen simplificado de pequeños contribuyentes. Y una modificación está referida al esquema de recategorizaciones: ya no habrá que revisar los datos tres veces al año (y cambiarse de escalón en la tabla si es necesario), sino que tal obligación deberá ser cumplida en forma semestral: en enero y en julio.

La mencionada resolución del organismo recaudador dispuso, días atrás, que la actual exigencia de recategorizarse se dará por cumplida si el monotributista hace la correspondiente gestión en julio. "El contribuyente puede ejercer la opción de presentar o no la recategorización", explicó el contador Adalberto Dalmasio, del estudio Bertazza, Nicolini, Corti y Asociados. La presentación podría ser, claro está, para ascender o para descender de categoría dentro de la escala, recordó.

Según explicaron al diario La Nación fuentes de la AFIP, luego de mañana, el período para hacer el cambio de categoría será del 1° al 20 de julio. Durante la semana entrante se conocería la reglamentación de los artículos de la ley referidos a este tema, que determinaría, entre otras cosas, en cuál de los dos períodos (julio o enero) la totalidad de los pequeños contribuyentes deberá realizar uno de dos trámites: la recategorización (en caso de haber cambios en su situación) o la confirmación de categoría.

Después de cada período habilitado para que los monotributistas revisen su posición en la escala, la AFIP cruzará datos para asignarle de oficio una categoría a los contribuyentes, en los casos en que considere que no se ubicaron correctamente. Esto ya ocurrió luego del 20 de enero pasado.

Para hacer el trámite, se ingresa en monotributo.afip.gob.ar y se va a la opción correspondiente. Además de la facturación de los 12 meses previos, hay que tener en cuenta (aunque no en todos los casos, ya que esto depende de la actividad ejercida) el consumo de energía eléctrica (en Kw) y el monto de alquileres devengados.

La reforma impositiva estableció también otros cambios. Desde junio, el precio máximo que puede tener algún bien comercializado por un monotributista subirá de $2500 a $15.000. Otras condiciones, como la de no realizar operaciones de importación ni tener más de tres actividades, seguirán sin modificaciones.

Por otra parte, ya no será un requisito, en el caso de las categorías más elevadas, tener empleados. Esta exigencia rige, hasta este mes, para quienes están en las categorías I, J y K (solo habilitadas para el comercio).

Con respecto a los montos de la facturación tope, tanto el que define si se puede estar en el monotributo como los que determinan en qué categoría alguien debe ubicarse, se ratifica el mecanismo de actualización anual, en cada enero. El porcentaje que se aplica para subir los importes es igual al del aumento acumulado en el año previo por las jubilaciones gestionadas por la Anses. Esa modalidad ya se usó este año y la actualización abarca al monto de pago mensual, tanto del impuesto como de los aportes a la jubilación y a la obra social.

Fuente: La Nación

"No hay que controlar precios" pide Federico Braun de La Anonima

Federico Braun, titular de La Anónima, aseguró tras el encuentro con los ministros Cabrera y Caputo, que el Gobierno nacional los citó para explicar el escenario económico y financiero y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, de cara a los próximos meses.

 

Ante esto, indicó: "Nosotros somos el cartero que comunica las malas noticias porque normalmente todos se enojan con los supermercados por los precios. Yo entiendo que la gente y Elisa Carrió se enojen, pero lo importante es entender las medidas que se toman y si eso ayuda a corregir las problemas estructurales del país que a mi entender, con estas decisiones, vamos en el camino correcto".

 

Sobre los precios, expresó que "hay remarcación pero no son todos los productos, sino en aquellos donde el dólar forma parte de su componente. Y pongo como ejemplo la harina, que desde enero aumentó el 60 por ciento por cuestiones obvias, pero hay otros productos que no tienen justificación".

 

"El temor entendible de la gente es que el ajuste de precios se traslade a todos los sectores que es donde salen quienes se aprovechan de estos escenarios. El Gobierno nos aclaró que no harán control de precios porque es una política que no funciona, por eso nos piden razonabilidad al momento de definir los precios de los productos", agregó.

 

Y remató: "Lo mejor que puede hacer la economía tanto en Argentina como el mundo es el no control de precios, porque eso no funciona y está demostrado. Además, en mi supermercado, en general no hubo aumentos mayores al 10 por ciento al menos en los proveedores que manejamos nosotros en productos secos".

El dólar abrió el viernes en alza y vuelve a tocar los $ 25

 La calma del dólar en los últimos dos días se interrumpió este viernes, cuando la divisa pasó los $ 25, una suba de 11 centavos frente a los $ 24,89 del día anterior.

En el Banco Nación cotizaba a $ 25, pero ya superaba ese monto en varias de las principales entidades porteñas, como en el Provincia ($ 25,10), el Galicia ($ 25,40) y en el Francés ($ 25,14).

En el mercado mayorista el dólar también subía. Este es el mercado donde operan los bancos y grandes empresas e interviene el Banco Central. De allí sale el tipo de cambio que luego los bancos toman como referencia para vender a los ahorristas. En esta plaza, la divisa pegaba un salto de 33 centavos, a $ 24,67. Este valor, de todos modos, aún está lejos de los $ 25 que fijó el Banco Central como techo.

La tendencia al alza del dólar se repite además en todas las monedas de la región, a raíz del debilitamiento del dólar y la baja de la tasa del bono a 10 años.

El jueves, el dólar minorista había terminado en $ 24,89, con una suba de nueve centavos respecto al miércoles. El Banco Central no intervino y acumuló así dos jornadas consecutivas sin participación. En todos los días, no obstante, la entidad mantiene su oferta de US$ 5.000 millones a $ 25 para frenar la escalada más allá de ese valor.

El miércoles, el presidente Mauricio Macri había dado por terminada la crisis cambiaria, aunque ese día la divisa había cerrado en alza.

“El Banco Central no va a poder sostener la tasa del 40% el próximo mes”

Juan Ignacio Surraco es gerente de Sector Público en Balanz Capital. Como analista del mercado, opinó que el Banco Central no podrá sostener, en el corto plazo, la tasa del 40 por ciento, que esta vez le permitió superar la crisis cambiaria y contener la suba del dólar.

 

Surraco, que tiene una maestría en Finanzas de la UBA, le dijo a El Intransigente que si bien la renovación de las Lebacs significaron un triunfo para el BCRA, perjudicó a la actividad productiva. 

 

“Es una buena señal para el Banco Central, es un triunfo, porque demostraron que se pudieron bancar una situación que era difícil.  Definitivamente no es algo sostenible, un país donde la tasa en pesos es de 40% y la inflación pretende ser del 20%. Y una tasa del 40% implica un costo muy alto para la financiación productiva, entre otras cosas”, explicó.

â??El Banco Central no va a poder sostener la tasa del 40% el próximo mesâ?

Durante una charla con este medio, hizo referencia a los próximos vencimientos que deberá enfrentar el Banco Central para mantener interesados a los inversores. Y sostuvo que el mercado estará activo en la búsqueda de arbitrajes entre las Lebacs y los bonos del Tesoro Nacional a tasa fija en pesos que también emitió el ministro de Finanzas Caputo.

 

—¿Qué implicancias tiene la renovación de las Lebacs? 

—El gobierno con la tasa regula el dólar y la inflación. En medio de la corrida de los últimos diez días, los inversores empezaron a desprenderse de todas las Lebacs que tenían en las carteras y, al venderlas, los precios de las Lebacs cayeron en el mercado. 

 

—Este 40%, ¿es un precio muy alto?

—Se traduce a los bancos comerciales, que le prestaron al Banco Central un 40%.

 

Cuando venga una Pyme y le pida prestado a un banco comercial, le van a cobrar más del 40%, porque el banco tiene que ganar algo.

 

—Claro, recién hablaba con la Federación Agraria, me decían esto.

—Para lo que pasó en el mercado era necesario convalidar esta tasa, para evitar que los inversores siguieran yéndose al dólar.  Esto lo que hace es un triunfo para el Banco Central, en este sentido, evita que la gente siga desarmando las posiciones del peso y se vaya al dólar. El dólar de hecho bajó. Hoy bajó entre uno y medio y dos por ciento.

 

—El tema es qué va a pasar en treinta días…

—En treinta días le va a renovar parte del stock que le renovó hoy. Le va a vencer de nuevo y va a tener que salir a vender de nuevo.

 

—¿Y va a tener nuevamente que ver la tasa o es siempre fija?

—No, la tasa la fijan una vez por mes. Elige a qué tasa toma las renovaciones.

 

—¿Pero el mes que viene vamos a estar igual a hoy, a la expectativa o lo que se tiene que renovar es menos?

—El mes que viene se van a tener que renovar bastante. Lo que vamos a ver ahora es cómo se va a ir moviendo el mercado de pesos, cómo van estando los precios de estas Lebacs en el mercado secundario. En base a eso, vamos a tener una idea más o menos a qué tasa, el mes que viene el Banco Central va a renovar las nuevas Lebacs. Yo estimo que va a estar bajando la tasa y que no va a bajar a 25%, pero va a estar abajo de 40%. 

 

—¿Y por qué el mes que viene sí aceptaría una tasa más baja?

—Por la demanda nueva de Lebacs. En cuanto a la implicancia del dólar, creo que con una tasa del 40% va a haber menos presión a la demanda de dólares.  El dólar debería bajar un poco, si bien no se iría a 20 como antes, pero debería bajar un poco. Yo creo que va a flotar alrededor de 23. En 23.50, para ser más preciso, entre 23 y 24. Eso hasta el mes que viene. Por estas dos semanas, hay que hacer pronósticos. El gobierno se pasó pronosticando mucho tiempo y es difícil.

Para frenar al dólar, el Gobierno se endeudó por $ 73.200 millones

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, emitió deuda por más de $ 73.200 millones para contener hoy la corrida cambiaria. Con esta medida y la licitación de las LEBAC consiguió que el dólar descienda a $ 24,50 desde su máximo histórico.

 

En conferencia de prensa, el funcionario precisó que el total del nuevo pasivo fue de $ 73.249 millones, a cinco y ocho años de plazo, a tasas de entre 19% y 20%.

 

 

"Este resultado representa un mayor voto de confianza por el país, por el Presidente y las políticas económicas", opinó. Junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, Caputo destacó: "Hemos podido hacer esta licitación en lo que fue el peor día para los mercados emergentes del año".

 

La colocación se trató de "dos bonos en pesos a tasa fija, uno a cinco años y otro a ocho años". Indicó que en el caso del bono a tasa fija a ocho años se aceptaron ofertas por $36.378 con una tasa al 19%; mientras destacó que los $36.872 para el de cinco años con una tasa del 20%.

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time