La suba de las tarifas de electricidad y gas, el aumento de la medicina prepaga que rige a partir de hoy y un incremento previsto en las naftas, generan un fuerte impacto inflacionario en el cierre del año. Las consultoras privadas estiman una inflación superior al 2 por ciento mensual para diciembre

Este viernes el Gobierno oficializó las subas esperadas en las tarifas de electricidad y gas para todo el país, con subas promedio de entre 48 y 53 por ciento.

En tanto, las prepagas ya aumentaron un 6 por ciento su arancel, ejecutando el quinto ajuste del año.

Por este motivo, la medicina privada cerrará 2017 con una suba acumulada del 27 por ciento.

A eso se suma un probable incremento en la nafta, luego de que el Gobierno recompusiera parcialmente el precio de los biocombustibles. El mercado espera una suba de alrededor del 5 por ciento.