La inflación se encamina a convertirse en la tasa más alta desde 1991

La inflación se encamina a convertirse en la tasa más alta desde 1991

La inflación este año se encamina a convertirse en la tasa más alta desde 1991, según un informe de la consultora económica Ecolatina, ya que estiman que podría llegar a ubicarse en torno del 45% "si no se materializa un nuevo salto cambiario". Incluso, estiman que sino hay una reapertura de paritarias los salarios reales, en el segundo semestre, se derrumbaría un 10% y el incremento de los precios podrían continuar durante el 2019.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) aseguró que la inflación de agosto se ubicó en el  3,9%, el número más alto de este año, y que el acumulado en lo que va del año es del 24,3%, siendo que existe una variación de 34,4% respecto a agosto 2017. En tanto, desde Ecolatina estimaron que los números sufrirían un incremento en los meses de septiembre y octubre por el aumento, de más del 20%, en el dólar. Es por eso que calcularon que este año sería del 45%.

 

"Si bien el motor-dólar continua siendo el principal impulsor de los precios, tras varios meses de inflación de por lo menos 3% mensual la inercia pasa a ocupar un rol central: precios que suben para no ceder terreno frente a otros que subieron antes. Cabe destacar que esta dinámica puede retroalimentarse en los próximos meses, a medida que los precios vayan incorporando la totalidad de los efectos del reciente salto cambiario", explicaron.

 

Además, calcularon que, si no hay una reapertura de las negociaciones salariales, los salarios reales podrían sufrir una retracción superior al 10% en el segundo semestre del año. Por otro lado, en lo que respecta a la situación en la Ciudad de Buenos, el índice de precios se incrementó en un 6,2% durante la primera quincena de septiembre en comparación a la de agosto, provocado por el aumento en el dólar, el alza en los combustibles y las tarifas, que subió un 6,3%.

 

En lo que respecta a su comparación histórica, advirtieron que desde 1989, luego de que la Argentina padecía hiperinflación, que hizo que los precios escalaran un 3.079,5% en un año y otro 2.314% en 1990, desde 1991, que se ubicó en el 84%, la inflación estuvo en baja hasta la convertibilidad, la cual se abandonó en medio de una profunda crisis económica, política y social.

 

En ese momento, la Argentina padeció una fuerte devaluación del peso, lo que provocó que se registrara una nueva alza, en 2002, que marcó que la inflación se ubicara en el 40,9%, al tiempo que otro año donde hubo un fuerte número de este índice fue en 2014, cuando, según las consultoras privadas, hubo un promedio del 39%

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time